TRADUCTOR

Buscar este blog

Cargando...

2.6.16

LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA

La Batalla del Ebro fue el combate más intenso que hubo entre las tropas republicanas y las nacionales durante toda la Guerra Civil Española.
El enfrentamiento, iniciado el 25 de julio de 1938, supuso la pérdida de miles de hombres y decidió el final del conflicto bélico a favor de las tropas sublevadas.


Recién finalizada la guerra, el arquitecto municipal de TortosaAgustín Bartlett, hizo el primer diseño de un monumento para rendir homenaje a los vencedores del mencionado episodio. El monumento consistía en un pedestal de 28 metros de alto coronado por un águila imperial, símbolo de imperio y conquista. 

En medio del río, a su paso por la ciudad, había quedado en pie uno de los pilares del antiguo puente de la Cinta, construido en 1895 para sustituir a un puente de barcas que se había destruido tras un incendio. El puente de la Cinta fue volado por los republicanos en su retirada a la margen izquierda del río durante la contienda del Ebro.

El pilar que había quedado en pie hundía su cimentación 17 metros bajo el lecho del río, por lo que se pensó que convenientemente restaurado podría servir de base a un monumento vertical que reflejara la grandeza que de él esperaban las autoridades franquistas.

Sin embargo no se llegó a construir y no fue hasta 1964 cuando, con motivo de los denominados 25 Años de Paz, el gobierno impulsó la erección del monumento.


El 27 de noviembre de 1962, el escultor Lluís Maria Saumells, entonces director de la Escuela Taller de Arte de la Diputación, fue convocado por el gobernador civil a una reunión, con el presidente de la diputación y el alcalde de Tortosa, en la que se le encargó la maqueta del futuro Monumento a la Batalla del Ebro

Seis días más tarde la maqueta ya estaba hecha y era llevada por el gobernador civil a Madrid. Posteriormente se harían cinco maquetas más, dos en escayola, una de ellas a mayor escala y tres en hierro, ya que los ingenieros desaconsejaban la utilización del cemento armado.
La realización del monumento contó con la concurrencia de diversas empresas del sector de la construcción que asumieron las diferentes tareas que intervenían en la obra.




Saumells hizo un cuidadoso seguimiento de todo el proceso del monumento al que dedicó dos años de su vida profesional renunciando a otros encargos. 

Además de las maquetas, el artista modeló la figura del combatiente y realizó en hierro la del águila. 

También proyectó y dirigió la gran estrella de coronación, de aluminio y plástico, el encofrado de la pilastra y diseñó la cruz monumental, entre otras tareas. Todos estos trabajos supusieron 250.000 pta. del coste final, que ascendió a 3.500.000 pta.
La obra se finalizó el 13 de noviembre de 1964 y fue inaugurada el 21 de junio de 1966 por Franco en un viaje programado a Cataluña.







La descripción del monumento, en la época en la que fue erigido, era la siguiente:
Sobre dicho pilar se construye, pues, el citado monumento, que consta de dos torres de hierro: la principal tiene una altura de veintiséis metros y sostiene una figura de bronce dorado, de cinco metros, representando a un combatiente levantándose con gesto apasionado en ademán de colocar una estrella en la bóveda celeste.En su frontal, esta torre lleva una gran Cruz de Santiago.

La otra torre, delantera en el sentido de aguas abajo del río, tiene dieciséis metros de altura y está presidida por un águila de hierro que lleva entre sus garras el Víctor del Caudillo.En la parte posterior del monumento, una gran cruz metálica de doce metros evocará a todos los muertos en la batalla.

La estrella con la que culmina el monumento es de duro aluminio, con varillas de plástico y cobre formando las puntas; en su interior, una lámpara de mercurio de mil Watios dejará escapar por pequeños ojos de vidrio los rayos luminosos. La torre principal estará también iluminada mediante vitrales colocados en el gran armazón de hierro para la salida de luz proyectada por un sistema de iluminación interior, que realzará las cruces y desgarrones a modo de metralla formados en el cuerpo de la torre metálica.


La cuestión es que, según cuenta Víctor Esquerré, que entonces trabajaba en la empresa Hijos de Miguel Mateu encargada de los trabajos de hierro del monumento, en un principio la idea fue la de homenajear a los caídos en ambos bandos y en el trazado original no existía ningún símbolo definidor de una u otra ideología. 


De hecho, en el diario La Vanguardia Española que cuenta la inauguración, el pie de la foto menciona a los caídos en un bando o en otro.













Sin embargo, parece ser que durante el tiempo que transcurrió entre que se acabó el monumento y su inauguración, se le colocó el víctor del dictador entre las patas del águila y el que entonces era el escudo nacional, hecho que, según comentan sus allegados, disgustó a Saumells.















En 1985, con la democracia ya implantada, y ante la polémica que podían suscitar los símbolos franquistas, se retiró el víctor de las patas del águila, pero con la entrada en vigor de la Ley de la Memoria Histórica en 2007, se reavivó la polémica.

El 1 de septiembre de 2008 se retiraron las placas que conmemoraban la inauguración del monumento y que estaban colocadas en ambas riberas del río.










El pasado 3 de marzo el pleno del Parlamento de Cataluña aprobaba, por sólo un voto, una moción de la CUP que instaba al Ayuntamiento de Tortosa a retirar "sin ningún tipo de consulta o dilación" el conjunto escultórico. La votación salió adelante por 43 votos a favor, 42 en contra y 46 abstenciones.



El 29 de mayo, ocho mil quinientos vecinos de Tortosa del total de 28.500 que viven en la localidad votaron en la consulta popular organizada por el Ayuntamiento para decidir la retirada o no del monumento. Un 68 por ciento de los votantes optó por mantener la escultura.









Dos días después, el abogado especializado en memoria histórica Eduardo Ranz presentó una demanda ante el Juzgado Contencioso Administrativo de Tarragona contra el Ayuntamiento de Tortosa en relación con el monumento. El símbolo fascista, según Ranz, fue alzado para conmemorar la victoria del bando nacional durante la conocida como batalla del Ebro.

Ranz considera que la consulta nunca debió realizarse, “puesto que la verdadera votación se produjo hace 9 años en el Congreso con la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica”. El principal argumento de la demanda presentada sostiene que, con la retirada del monumento, únicamente se solicita el cumplimiento del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, el cual, en sus dos primeros puntos, dice:
Artículo 15. Símbolos y monumentos públicos.
1. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.
2. Lo previsto en el apartado anterior no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley.


El monumento fue fruto de un momento histórico, no tiene imitaciones o parecidos en ningún otro lugar y, por su valor artístico, está catalogado como Bien Integrante del Patrimonio Cultural Catalán.


La polémica está servida.



























----------------------------------------------------------------------------------------------------------
LLUÍS MARIA SAUMELLS PANADÈS (Gironella, 1915 – Tarragona 1999).
Escultor, pintor y dibujante español.

Sus primeros pasos en el campo de la escultura los dió en Tarragona, en los talleres de la fundición Arana i Bru.
Su primera exposición la realizó en 1934 en el Ateneo Tarraconense.
Se marchó a París en 1946 becado por el gobierno francés y por la Dirección General de Relaciones Culturales del gobierno español.
En 1948 expuso en la Asociación de Prensa de Barcelona.
En 1949 entró como profesor de la Escuela Taller de Arte de la Diputación de Tarragona, de la que, a partir de 1952, sería director hasta su jubilación.
En 1950 instaló su taller en Tarragona y entró a formar parte del llamado Cercle Artistic Pere Johan.
En 1958 fue seleccionado para la 41ª Muestra Internacional patrocinada por la Fundación Carnegie de Pittsburgh.
En 1964 abrió, junto con su esposa, la Galería de Arte Crecelius.
A partir de 1988 compaginó su trabajo en Tarragona con estancias en Palma de Mallorca.

Su obra ha sido expuesta en Francia, Suiza, Alemania, Suecia y Norteamérica, además de en España.
Formó parte de la Junta de Gobierno del Patronato Pro-Arte de la Fundación General Mediterránea presidida, en aquel momento, por José Ferrer Bonsoms y que contaba con Andrés Segovia, Severo Ochoa, Ramón Castroviejo y David M. Kennedy como Patronos de Honor y fue académico de número de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi.
Impulsó la creación del Museu d'Art Modern de la Diputación de Tarragona al que, en 1994, legó su obra.


Saumells figura entre los continuadores del espíritu vanguardista que se convirtió en lenguaje artístico universal tras la Segunda Guerra Mundial y fue uno de los artistas de la renovación católica sobrevenida en occidente a partir de la contienda.

Entre sus referencias formales más evidentes se encuentra el Greco, el modernismo catalán y Picasso y, en cuanto a la temática, ésta gira en torno a dos objetos de representación: la religión y expresión de un interior cargado de angustia y soledad ante la creación de su propia obra. Estilitas, astrónomos extasiados ante el infinito, personajes angustiados que expían sus culpas y figuras afligidas que giran en torno al Cristo Crucificado componen el universo de su producción.

De sus obras públicas, cabe destacar:

Monumento a la Batalla del Ebro en Tortosa.
Monumento a Jaume I en Salou.
Santos Cosme y Damián en Vallbona de les Monges
Relieves del vestíbulo de los cines Regio y Novedades en Barcelona.

En Tarragona:
El "Maginet" (1959). Plaza Imperial Tarraco.
San Juan Bautista de La Salle y Tales de Mileto. Jardines de la Reconciliación.
Monumento a la Família. Campo de Marte.
Vestal del Monumento a Jacint Verdaguer. Plaza Verdaguer.
Esculturas en la fachada de Caixa Tarragona. Rambla Nova, 68.




FUENTES: 

"División en el independentismo y en JxSí por un monumento franquista", Crónica Global [En línea] <http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/03/division-en-el-independentismo-y-en-jxsi-por-un-monumento-franquista-34318.php>

"El monument franquista de Tortosa: 50 anys d'història i els intents frustrats de retirar-lo", ara.cat [En línea] <http://www.ara.cat/cultura/Parlament-lAjuntament-Tortosa-monument-franquista_0_1533446786.html>
“Franco en Cataluña”, NO-DO nº 1225 B, de 27 de junio de 1966, 00:05:54-00:10:26 [En línea] <http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/not-1225/1474245/>
“La Batalla del Ebro”, Guerra Civil y Revolución Social [En línea] <http://guerracivilyrevolcionnsocial.blogspot.com.es/2012/07/la-batalla-del-ebro.html>
“Víctor Esquerré: 'Trabajé creyendo que era un homenaje a ambos bandos'”, El Periódico [En línea] <http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/victor-esquerre-trabaje-creyendo-que-era-homenaje-ambos-bandos-3904544>
“L'expedient del monument de la batalla de l'Ebre”, BOLDUC. Butlletí Cultural Informatiu de l'Arxiu General de la Diputació de Tarragona, nº 4, marzo 2008, pp. 7-9. [En línea] <http://www.dipta.cat/sites/dipta/files/media/bolduc-4.pdf>
La cronologia del monument, Diari de Tarragona.com [En línea] <http://www.diaridetarragona.com/ebre/62093/la-cronologia-del-monument> 
"Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre)", Ministerio de Justicia [En línea] <http://leymemoria.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/LeyMemoria/es/memoria-historica-522007>
Lluís M. Saumells [En línea] <http://saumells.blogspot.com.es>
"Monument commemoratiu de la Batalla de l'Ebre", Patrimoni.gencat [En línea]<http://invarquit.cultura.gencat.cat/Cerca/FitxaGeneral?index=1&consulta=MSUxK21vbnVtZW50IHRvcnRvc2ElMistMSU%3D&codi=13461>
Saumells [En línea] <http://sae.altanet.org/houmuni/web/mamt/mamt-virtual/saumells/biografia.php>
"Tortosa mantiene el monolito franquista a la Batalla del Ebro y los memorialistas denuncian insumisión a la Ley", elplural.com [En línea] <http://www.elplural.com/2016/05/29/tortosa-mantiene-el-monolito-franquista-la-batalla-del-ebro-y-los-memorialistas-denuncian>
"Tortosa només retira les plaques commemoratives del monument franquista al riu Ebre", directe.cat [En línea] <http://www.directe.cat/noticia/9062/tortosa-retira-les-plaques-commemoratives-del-monument-franquista-al-riu-ebre-9062>
"Un abogado demanda al Ayuntamiento de Tortosa por su negativa a retirar un monumento franquista", infloLibre [En línea] <http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/05/31/un_abogado_demanda_ayuntamiento_tortosa_por_negativa_retirar_monumento_franquista_50589_1012.html>


FUENTES DE LAS IMÁGENES:

"El alcalde de Tortosa quiere mantener el monumento franquista y reinterpretarlo", La Vanguardia [En línea] <http://www.lavanguardia.com/r/GODO/LV/p3/WebSite/2016/05/24/Recortada/LAVANGUARDIA
_G_5239011142-403-kUvB--656x437@LaVanguardia-Web.jpg>
La cronologia del monument, Diari de Tarragona.com [En línea] <http://www.diaridetarragona.com/uploads/11572f67e966b6f.jpg
"Lluís M. Saumells en París", 1948, Saumells [En línea] <http://sae.altanet.org/houmuni/web/mamt/media/comu/saumells/retrat01-s.jpg>
"Tortosa - Monumento a la Batalla del Ebro 5.jpg", Wikimedia Commons [En línea] <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6a/Tortosa_-_Monumento_a_la_Batalla_del_Ebro_5.JPG>
"Monument commemoratiu de la Batalla de l'Ebre", Patrimoni.gencat [En línea]<http://fitxers.cultura.gencat.cat/Dades_nucli_p/Arquit_imatges/fotografies/013461101.jpg>
"Tortosa: el homenaje a los caídos en la Batalla del Ebro, homenaje de paz y de concordia", La Vanguardia Española [En línea] <http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1966/06/22/pagina-6/32654215/pdf.html?search=monumento%20ebro>
"falange concejo nº 3 mayo -junio 1966 franco inagura el monumento batalla del ebro en tortosa", todocoleccion.net [En línea] <http://cloud2.todocoleccion.net/tc/2015/10/10/19/51772369_28074253.jpg>
"Tortosa - Monumento a la Batalla del Ebro 4.jpg", Wikimedia Commons [En línea] <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7f/Tortosa_-_Monumento_a_la_Batalla_del_Ebro_4.JPG>
"Tortosa, monumento conmemorativo de la batalla del Ebro", todocoleccion.net [En línea] <http://cloud2.todocoleccion.net/postales-tarragona/tc/2015/04/27/18/49077027.jpg>




23.3.16

UN ÁTOMO DE OPTIMISMO


La historia del Atomium es ante todo la del amor de los belgas por un edificio fuera de lo común y simbólico de un estado de espíritu que casa con humor la audacia estética y la maestría técnica. Insólito e inolvidable por su aspecto, el Atomium posee una rara cualidad: la de poner a todos de buen humor y conceder sueños maravillosos.
Diane Hennebert, 2008


La Exposición Universal e Internacional de Bruselas de 1958 era la primera que se celebraba tras la Segunda Guerra Mundial, en plena Guerra Fría. Los gobiernos aliados de Europa Occidental aprovecharon para mostrar sus éxitos de guerra, mientras que los del Eje intentaron limpiar su imagen de cara al mundo.

Pero aparte del aspecto político, la exposición fue relevante por la variedad de elementos científicos que se presentaron, entre ellos el que llevó la española Ángela Ruiz Robles, denominado enciclopedia mecánica, que fue precursor del actual libro electrónico y le valió la medalla de bronce de la exposición.

Bélgica sorprendió con un cristal elemental de hierro agrandado 165 millones de veces que fue concebido por el ingeniero André Waterkeyn.








La composición alcanzaba una altura de 102 metros y estaba formada por nueve esferas conectadas entre sí que fueron adaptadas por los arquitectos André y Jean Polak. Estaba íntegramente forrado de acero inoxidable.





El Atomium fue, sin duda, el símbolo de la exposición. Con él se expresaba la voluntad democrática de alcanzar la paz entre todos los países y avanzar en el progreso, tanto técnico como científico. 

Planteaba, por tanto, una visión optimista del futuro de un mundo nuevo, moderno y muy tecnológico que debía posibilitar que se viviera mejor. Un mundo en el que cabía la utilización, con fines pacíficos, de la energía atómica (scanner médico, producción de energía eléctrica); este planteamiento fue, indudablemente, algo determinante para la concepción del Atomium como símbolo de esa voluntad.

Su existencia tenía los días contados, pues debía desmontarse al finalizar la exposición, pero fue tal su éxito y alcanzó tal popularidad, que se decidió incorporarlo al paisaje de Bruselas, quedando así como símbolo permanente de futuro y buena voluntad.


En 2006 fue restaurado y, actualmente, no es solamente una forma para contemplar, sino que es visitable y, en su interior, alberga un museo con colección permanente y exposiciones temporales.

Totem-faro en el cielo de Bruselas; ni torre, ni pirámide, un poco cúbico, un poco esférico, a medio camino entre la escultura y la arquitectura; especie de ovni en la historia cultural de la Humanidad, su acero inoxidable lo convierte en un espejo en el que refleja tanto el pasado como el futuro, confrontando nuestras utopías de ayer y nuestros sueños de mañana.

El Atomium es, a la vez, un objeto, un lugar, un espacio, una utopía y un símbolo único en el mundo que escapa a cualquier clasificación.

Cincuenta años después sigue encarnando esas ideas de futuro y universalidad y perpetúa, a través de su programación cultural, lo planteado en 1958. ¿Qué tipo de futuro queremos para mañana?.


FUENTES:
ATOMIUM site officiel de l'Atomium [En línea] <http://www.atomium.be/History.aspx?lang=fr>

"La Exposición Universal e Internacional de Bruselas (Expo 1958)", eJournal USA [En línea] <http://web.archive.org/web/20081121205044/http://usinfo.state.gov/journals/itps/0406/ijps/brussels.htm>

"Exposición General de primera categoría de Bruselas (1958)", Wikipedia [En línea] <https://es.wikipedia.org/wiki/Exposición_General_de_primera_categor%C3%ADa_de_Bruselas_(1958)>


FUENTES DE LAS IMÁGENES:

"After the party", One stop arts [En línea] <http://onestoparts.com/review-after-the-party-legacy-of-celebration-riba>

megaconstrucciones.net [En línea] <http://megaconstrucciones.net/?construccion=atomium>

"Atomium", Rollgum.com [En línea] 
<http://www.rollgum.com/wp-content/uploads/2015/10/Andre_WATERKEYN.jpg> 








10.3.16

EL MEJOR OTELO

A finales del siglo XVIII, la influencia del liberalismo fue decisiva para que se considerara la cultura como parte de la vida social del país. Artistas plásticos, músicos y literatos comenzaban a ser valorados por su labor como artífices de un patrimonio que miraba más allá de los límites de la política y la religión.

Esto se tradujo en que, a partir de entonces, el tributo rendido en monumentos, triunfos y estatuas a las personalidades de estado y las advocaciones marianas, ya no era exclusivo y comenzó a cederle su sitio a los que con las armas de la cultura y de una vida cívica ejemplar se convertían, también, en héroes.



En Cartagena había nacido, en 1768, Isidoro Patricio Máiquez Rabay, que con el tiempo sería uno de los mejores actores que ha dado la escena española.
Desde muy pequeño mostró su vocación influido por su padre, un cordonero de seda amante del arte dramático que participaba en pequeños grupos de aficionados.


Una vez fallecido su padre, y tras unas primeras intervenciones teatrales, sin mucho éxito, el joven Isidoro marcha a París, atraído por la fama del gran actor francés François-Joseph Talma, el cual defendía el naturalismo en escena. 










Máiquez, impresionado por las aptitudes dramáticas de Talma, permaneció en Francia durante dos años en los que puso sus cinco sentidos en aprender de él esa forma diferente de actuar; en el momento en el que Talma le dijo "eres mejor Otelo que yo mismo", Máiquez consideró que ya estaba preparado para actuar, y volvió a España. Aquí se incorporó a la Compañía de los Caños que, aunque modesta, le permitió poner en práctica todo lo aprendido con Talma, y comenzar así su brillante carrera como actor dramático. 

Dejaron huella sus éxitos representando la comedia El Celoso Confundido, el drama La Vida es Sueño y la tragedia de Otelo. Ningún otro actor contemporáneo le pudo hacer sombra.








Sin embargo, Máiquez no solamente ha destacado por su forma de interpretar, sino que introdujo en la escena española una serie de cambios que supondrían el arranque de la nueva forma de entender el teatro en nuestro país y la dignificación de una profesión que estaba en decadencia; defendió el realismo en la vestimenta de los actores, el naturalismo en la forma de actuar, estableció la instalación de asientos en el patio y la numeración de la entrada, prohibió la venta de agua y fruta dentro del teatro, desterró la intervención del personaje denominado "el barba", el cual salía diariamente a anunciar, en clave cómica, la intervención del día siguiente, implantó la utilización de carteles impresos en vez de hechos a mano y revolucionó el sistema de iluminación, entre muchos otros cambios. 

Fue, por tanto, una figura esencial en la escena de nuestro país, pues no solo demostró sus aptitudes dramáticas, sino que amó el teatro y contribuyó con su empeño a darle brillo.
Pionero en la defensa de la creación de una Escuela Nacional de Declamación y director de un teatro oficial centralizado en el coliseo del  Príncipe, Máiquez fue defensor a ultranza de las ideas liberales, que le llevaron a participar en el Dos de Mayo. 

Persona de carácter y convicciones firmes, se negó a representar una obra de Luis de Burgos a pesar de la insistencia del corregidor, lo que provocó su destierro a Ciudad Real y luego a Granada, donde falleció en 1820, demente y en la absoluta pobreza.




Diecinueve años más tarde, cuando el también actor murciano Julián Romea, junto con su hermano Florencio, llega a Granada en un gira por provincias tiene la iniciativa de erigir un monumento a su predecesor. Se le encarga entonces el proyecto al arquitecto José Contreras Osorio que diseña un monumento sobrio, que consta de dos cuerpos sobre los que se erige el fuste de una columna estriada y coronada por dos guirnaldas y un vaso gallonado. Fue ubicado en el Campillo Bajo, donde estaba la casa en la que había fallecido el actor. 

Años más tarde fue trasladado al cementerio y colocado sobre los restos de Máiquez. Actualmente se encuentra en la plaza del Padre Suárez, frente a la Casa de los Tiros.
Este será el primer monumento público de carácter cívico que se erija en Granada. 




Habrá que esperar, sin embargo, hasta 1927 para que, a partir de la iniciativa de los poetas Miguel Pelayo y Luis Pelegrín y con el apoyo del Ayuntamiento y otras instituciones, Cartagena rinda homenaje a Máiquez con un monumento. El artífice fue el escultor valenciano José Pascual Ortells López, discípulo de Agustín Querol y Mariano Benlliure.

















En el Blanco y Negro del 17 de abril de 1927 aparece una fotografía del boceto realizado por Ortells, que da pie al anuncio de la próxima inauguración del monumento con la "asistencia de significadas representaciones culturales de Madrid".

El 29 de abril llegó Ortells con el monumento a Cartagena, que fue instalado en la céntrica plaza de San Francisco, sobre el pedestal, dirigido y ejecutado por el marmolista Anés.










La inauguración tuvo lugar el dos de mayo de ese mismo año. La prensa del momento refleja, con todo lujo de detalles, el desarrollo del acto al que acudió una representación de las diferentes instituciones: Ayuntamiento, Arsenal Militar, Armada, Obispado, la Real Sociedad Económica de Amigos del País, los colegios de Abogados y Procuradores, Policía, entidades bancarias, Escuela de Industria y Comercio, Ateneo, Escuelas Graduadas, Sociedad de Dependientes de Comercio y Banco, la Tienda Asilo, cofradías, ingenieros, arquitectos, y otras muchas personalidades a título individual. 



Tras descubrir el monumento, el presidente de la comisión del homenaje, José Medavilla y el alcalde, Alfonso Torres, se dirigieron al público asistente y, en sendos discursos, se deshicieron en elogios hacia la figura de Isidoro Máiquez. El alcalde, además, hizo subir al estrado a Ortells, hecho que provocó una auténtica ovación entusiasta.





Se colocaron coronas de flores naturales en el monumento, llevadas por el Ayuntamiento, la Real Sociedad Económica y la Sociedad de Dependientes.


José Ortiz de Zárate, en representación de los actores españoles, leyó un mensaje y Nieves Suárez, profesora de Declamación en el Conservatorio de Madrid, leyó un poema escrito por Ramírez Ángel para la ocasión y Ángel Torres del Álamo, que asistía en representación de los autores españoles, cerró el ciclo de discursos.

Tras una ofrenda de flores, la compañía teatral de Luis Calvo con el barítono Marcos Redondo a la cabeza, cerró el acto cantando el "Himno a la Libertad", de La Calesera.





Se recibieron muchas adhesiones, entre otras, la del Sindicato de Actores, la de la Real Academia de la Lengua, la del Ayuntamiento de Granada, la del Real Conservatorio de Madrid y la de la Comedia Francesa de París.

Todo esto nos da idea de lo que la inauguración de un monumento suponía para la sociedad del momento que, más allá de un acto institucional se convertía en todo un acontecimiento no solo social, sino también cultural.


La obra está compuesta por un gran pedestal de mármol, sobre el que descansa la escultura realizada en bronce, que muestra al actor en plena representación.
En el pedestal vemos cómo un motivo en la parte central recuerda a la concha en la que se coloca el apuntador y, a derecha e izquierda de ésta, unos elementos cilíndricos que evocan las candilejas.






La figura de Máiquez aparece ataviada a la moda del siglo XVIII, con capa y madroñera en el cabello . 

Máiquez parece haber sido sorprendido en plena declamación, dando un gran paso, con la mano derecha alzada y la izquierda recogiendo la capa.


La escultura posee la fuerza en la pose y la delicadeza en el gesto.





Excepcional es la factura en la parte posterior donde parece que la figura esté en pleno movimiento, conseguido éste por la combinación de los pliegues de la esclavina de la capa, la caída de la propia capa y el trazado sinuoso de la redecilla.





A ambos lados del pedestal se adosan dos relieves alusivos a la tragedia y la lírica.
























Cada año, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Teatro, actores y personas relacionadas con la cultura rinden homenaje al que algunos han calificado como "el más grande actor español de todos los tiempos".





FUENTES


CLARET GARCÍA, Antonio María: "Isidoro Máiquez: actor y héroe liberal", Antonio Mª Claret García (Blog) [En línea].


"Grandioso homenaje a Isidoro Máiquez", El Porvenir, 02/05/1927, p. 1.

"Inauguración del monumento a Isidoro Máiquez", El Eco de Cartagena, 02/05/1927, p. 1.

"ISIDORO MÁIQUEZ", Región de Murcia Digital  [En línea].

"ORTELLS LÓPEZ, José Pascual", Vilapedia [En línea].


PUIG CAMPILLO, Antonio: "El actor Isidoro Máiquez"Monteagudo, nº 22. pp. 23-27. 1958.  


"¿QUIÉN FUE EL GRAN ISIDORO MÁIQUEZ? (CARTAGENA, 1768- GRANADA, 1820)", GRANADA através. [En línea].


RODRÍGUEZ DOMINGO, José Manuel:"'Gloria al genio': el monumento a Isidoro Máiquez, en Granada", Cuadernos de Arte de la Universidad de Granada, nº 38, pp. 177-196. 2007. 



FUENTES DE LAS IMÁGENES


"El monumento a Isidoro Máiquez", Blanco y Negro, 15/05/1927, p. 77.

GARCÍA-STAÑ LÓPEZ, Pascual: "Hace 243 años del natalicio y 191 años del óbito del actor cartagenero Isidoro Maiquez", Academias del Jardín (Blog) [En línea].


GOYA Y LUCIENTES, Francisco de: El actor Isidoro Máiquez, 1807.  Madrid, Museo del Prado, nº catálogo: P00734.


José Ortells hacia 1913, Wikimedia Commons [En línea].


PÉREZ, F.: Monumento a Isidoro Máiquez, siglo XIX. Granada, Museo Casa de los Tiros, nº inventario: CE00079.


RIBELLES Y HELIP, José: Otelo, h. 1820. Madrid, Museo del Romanticismo, nº inventario: CE4856.


SÁNCHEZ HERNÁNDEZ "SAN-CHITO", Enrique: Inauguración del monumento al actor Isidoro Maiquez, el alcalde señor Torres descubriendo el monumento, 1927. Murcia, Archivo General de la Región de Murcia, código de referencia: FOT_DIG_0000273.


--- D. José Ortells, notable escultor y autor del monumento a Isidoro Maiquez , 1927.  Murcia, Archivo General de la Región de Murcia, código de referencia: FOT_DIG-0000274 .



18.12.15

MAGOS EFÍMEROS

Sin duda alguna, el término escultura pública nos remite a monumentos y figuras de bronce, mármol, piedra, acero y otros materiales duros, eternos, inamovibles. El propio concepto de monumento, o escultura pública, conlleva una idea de perdurabilidad en el tiempo unida a ese rendido tributo que se hace a los que destacaron dentro de la sociedad por sus hechos, sus escritos, sus obras o, incluso, su anonimato, o bien a sentimientos generales que, reflejados en la inmovilidad, nos hacen reconciliarnos con el género humano cada vez que los miramos.



Johan Lorbeer, en la performance Tarzán
El arte, como la vida, evoluciona, cambia, se refresca, introduce nuevas formas y fórmulas y nos arrastra a la visión de imágenes más o menos acordes con nuestra realidad. Es frecuente, en el momento actual, tropezar por la calle con performances, instalaciones y manifestaciones de nuevas formas de crear que participan de lo efímero, perdurando en grabaciones de vídeo y fotografía a través del tiempo.





Francisco Salzillo. La Caída.
Procesión de Viernes Santo por la mañana. Murcia
Sin embargo, este concepto de lo efímero en la escultura pública no es nuevo. 
Los pasos de Semana Santa son una manifestación temporal de arte en la calle, que se repite cada año, pero que tiene un momento inicial y uno final, cuando los tronos entran de nuevo en la iglesia de donde no vuelven a salir hasta el año siguiente. 







Y no es que el resto del año no se puedan ver, pero quedan en el interior, perdiendo el paisaje urbano como fondo. 

Algo similar ocurre, por estas fechas en las que estamos, con los belenes. Manifestaciones religiosas y tradicionales que, cada mes de diciembre, nos hacen recorrer la historia transmitida del nacimiento de Jesucristo.


Detalle del belén de la Peña La Pava. Murcia.

Adornados con motivos de la tierra, enmarcados en las construcciones vernáculas, y ataviados con las vestimentas más diversas, ayuntamientos, instituciones y asociaciones hacen con ellos sus instalaciones temporales y las ponen ante la mirada de los ciudadanos.

Son esculturas de pequeño formato que reflejan costumbres y tradiciones y que durante quince días, se dejan contemplar para volver, una vez finalizado el periodo navideño, a ser guardados hasta la Navidad del año siguiente.



Hoy traemos el caso de un belén peculiar que, desde hace una década, se crea y se conforma en la playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria.


















Durante nueve días, de la nada surgen Reyes Magos, pastores y estrellas, el Nacimiento al completo, el castillo de Herodes y un sinfín de figuras que, configuradas con arena, se muestran al público hasta enero, recibiendo la visita de miles de personas.



Son esculturas públicas y efímeras, pero no renacen cada año, porque cada vez los artistas participantes son diferentes y cambia, por tanto, su aspecto y su escenografía.












En su construcción participan los mejores escultores de arena del momento, que se entregan a crear lo que se sabe inevitablemente temporal.
















Este año, los artistas que participan son el escultor y arenita gran canario Etual Ojeda, la escultora y ceramista turca Eda Kaytan, los escultores rusos Aleksei Diakov y Alexey Shchitov y el italiano Leonardo Ugolini







Se puede visitar, de 9:00 a 22:00 h. a diario hasta el día 7 enero, cuando los tractores, como magos, conviertan las figuras en la arena que acogerá nuevamente a los bañistas hasta la próxima Navidad.















FUENTES:
X BELÉN DE ARENA. PLAYA DE LAS CANTERAS. Las Palmas de Gran Canaria. 2015. [En línea] <http://www.belendearena.es>
"El belén de arena más grande de España", Canarias7. es [En línea] <http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=40232&dia=25/11/06>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
Palabre. org [En línea] <performances-urbanos-goetheinstitut.jpg>
VERA, Javier: "Paso de la Caída. Semana Santa 2009". Libertad Digital Fotos [En línea] <http://www.libertaddigital.com/fotos/fotos-semana-santa-2009-1000617/javiervera3-110409.jpg.html>
"Peña La Pava", Región de Murcia Digital [En línea] <http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,371,m,1066&r=ReP-26247-DETALLE_REPORTAJESABUELO>
Belén de Arena de Las Palmas, en Facebook [En línea] <https://www.facebook.com/belendearena/?fref=nf>