TRADUCTOR

Buscar este blog

Cargando...

23.3.16

UN ÁTOMO DE OPTIMISMO


La historia del Atomium es ante todo la del amor de los belgas por un edificio fuera de lo común y simbólico de un estado de espíritu que casa con humor la audacia estética y la maestría técnica. Insólito e inolvidable por su aspecto, el Atomium posee una rara cualidad: la de poner a todos de buen humor y conceder sueños maravillosos.
Diane Hennebert, 2008


La Exposición Universal e Internacional de Bruselas de 1958 era la primera que se celebraba tras la Segunda Guerra Mundial, en plena Guerra Fría. Los gobiernos aliados de Europa Occidental aprovecharon para mostrar sus éxitos de guerra, mientras que los del Eje intentaron limpiar su imagen de cara al mundo.

Pero aparte del aspecto político, la exposición fue relevante por la variedad de elementos científicos que se presentaron, entre ellos el que llevó la española Ángela Ruiz Robles, denominado enciclopedia mecánica, que fue precursor del actual libro electrónico y le valió la medalla de bronce de la exposición.

Bélgica sorprendió con un cristal elemental de hierro agrandado 165 millones de veces que fue concebido por el ingeniero André Waterkeyn.








La composición alcanzaba una altura de 102 metros y estaba formada por nueve esferas conectadas entre sí que fueron adaptadas por los arquitectos André y Jean Polak. Estaba íntegramente forrado de acero inoxidable.





El Atomium fue, sin duda, el símbolo de la exposición. Con él se expresaba la voluntad democrática de alcanzar la paz entre todos los países y avanzar en el progreso, tanto técnico como científico. 

Planteaba, por tanto, una visión optimista del futuro de un mundo nuevo, moderno y muy tecnológico que debía posibilitar que se viviera mejor. Un mundo en el que cabía la utilización, con fines pacíficos, de la energía atómica (scanner médico, producción de energía eléctrica); este planteamiento fue, indudablemente, algo determinante para la concepción del Atomium como símbolo de esa voluntad.

Su existencia tenía los días contados, pues debía desmontarse al finalizar la exposición, pero fue tal su éxito y alcanzó tal popularidad, que se decidió incorporarlo al paisaje de Bruselas, quedando así como símbolo permanente de futuro y buena voluntad.


En 2006 fue restaurado y, actualmente, no es solamente una forma para contemplar, sino que es visitable y, en su interior, alberga un museo con colección permanente y exposiciones temporales.

Totem-faro en el cielo de Bruselas; ni torre, ni pirámide, un poco cúbico, un poco esférico, a medio camino entre la escultura y la arquitectura; especie de ovni en la historia cultural de la Humanidad, su acero inoxidable lo convierte en un espejo en el que refleja tanto el pasado como el futuro, confrontando nuestras utopías de ayer y nuestros sueños de mañana.

El Atomium es, a la vez, un objeto, un lugar, un espacio, una utopía y un símbolo único en el mundo que escapa a cualquier clasificación.

Cincuenta años después sigue encarnando esas ideas de futuro y universalidad y perpetúa, a través de su programación cultural, lo planteado en 1958. ¿Qué tipo de futuro queremos para mañana?.


FUENTES:
ATOMIUM site officiel de l'Atomium [En línea] <http://www.atomium.be/History.aspx?lang=fr>

"La Exposición Universal e Internacional de Bruselas (Expo 1958)", eJournal USA [En línea] <http://web.archive.org/web/20081121205044/http://usinfo.state.gov/journals/itps/0406/ijps/brussels.htm>

"Exposición General de primera categoría de Bruselas (1958)", Wikipedia [En línea] <https://es.wikipedia.org/wiki/Exposición_General_de_primera_categor%C3%ADa_de_Bruselas_(1958)>


FUENTES DE LAS IMÁGENES:

"After the party", One stop arts [En línea] <http://onestoparts.com/review-after-the-party-legacy-of-celebration-riba>

megaconstrucciones.net [En línea] <http://megaconstrucciones.net/?construccion=atomium>

"Atomium", Rollgum.com [En línea] 
<http://www.rollgum.com/wp-content/uploads/2015/10/Andre_WATERKEYN.jpg> 








10.3.16

EL MEJOR OTELO

A finales del siglo XVIII, la influencia del liberalismo fue decisiva para que se considerara la cultura como parte de la vida social del país. Artistas plásticos, músicos y literatos comenzaban a ser valorados por su labor como artífices de un patrimonio que miraba más allá de los límites de la política y la religión.

Esto se tradujo en que, a partir de entonces, el tributo rendido en monumentos, triunfos y estatuas a las personalidades de estado y las advocaciones marianas, ya no era exclusivo y comenzó a cederle su sitio a los que con las armas de la cultura y de una vida cívica ejemplar se convertían, también, en héroes.



En Cartagena había nacido, en 1768, Isidoro Patricio Máiquez Rabay, que con el tiempo sería uno de los mejores actores que ha dado la escena española.
Desde muy pequeño mostró su vocación influido por su padre, un cordonero de seda amante del arte dramático que participaba en pequeños grupos de aficionados.


Una vez fallecido su padre, y tras unas primeras intervenciones teatrales, sin mucho éxito, el joven Isidoro marcha a París, atraído por la fama del gran actor francés François-Joseph Talma, el cual defendía el naturalismo en escena. 










Máiquez, impresionado por las aptitudes dramáticas de Talma, permaneció en Francia durante dos años en los que puso sus cinco sentidos en aprender de él esa forma diferente de actuar; en el momento en el que Talma le dijo "eres mejor Otelo que yo mismo", Máiquez consideró que ya estaba preparado para actuar, y volvió a España. Aquí se incorporó a la Compañía de los Caños que, aunque modesta, le permitió poner en práctica todo lo aprendido con Talma, y comenzar así su brillante carrera como actor dramático. 

Dejaron huella sus éxitos representando la comedia El Celoso Confundido, el drama La Vida es Sueño y la tragedia de Otelo. Ningún otro actor contemporáneo le pudo hacer sombra.








Sin embargo, Máiquez no solamente ha destacado por su forma de interpretar, sino que introdujo en la escena española una serie de cambios que supondrían el arranque de la nueva forma de entender el teatro en nuestro país y la dignificación de una profesión que estaba en decadencia; defendió el realismo en la vestimenta de los actores, el naturalismo en la forma de actuar, estableció la instalación de asientos en el patio y la numeración de la entrada, prohibió la venta de agua y fruta dentro del teatro, desterró la intervención del personaje denominado "el barba", el cual salía diariamente a anunciar, en clave cómica, la intervención del día siguiente, implantó la utilización de carteles impresos en vez de hechos a mano y revolucionó el sistema de iluminación, entre muchos otros cambios. 

Fue, por tanto, una figura esencial en la escena de nuestro país, pues no solo demostró sus aptitudes dramáticas, sino que amó el teatro y contribuyó con su empeño a darle brillo.
Pionero en la defensa de la creación de una Escuela Nacional de Declamación y director de un teatro oficial centralizado en el coliseo del  Príncipe, Máiquez fue defensor a ultranza de las ideas liberales, que le llevaron a participar en el Dos de Mayo. 

Persona de carácter y convicciones firmes, se negó a representar una obra de Luis de Burgos a pesar de la insistencia del corregidor, lo que provocó su destierro a Ciudad Real y luego a Granada, donde falleció en 1820, demente y en la absoluta pobreza.




Diecinueve años más tarde, cuando el también actor murciano Julián Romea, junto con su hermano Florencio, llega a Granada en un gira por provincias tiene la iniciativa de erigir un monumento a su predecesor. Se le encarga entonces el proyecto al arquitecto José Contreras Osorio que diseña un monumento sobrio, que consta de dos cuerpos sobre los que se erige el fuste de una columna estriada y coronada por dos guirnaldas y un vaso gallonado. Fue ubicado en el Campillo Bajo, donde estaba la casa en la que había fallecido el actor. 

Años más tarde fue trasladado al cementerio y colocado sobre los restos de Máiquez. Actualmente se encuentra en la plaza del Padre Suárez, frente a la Casa de los Tiros.
Este será el primer monumento público de carácter cívico que se erija en Granada. 




Habrá que esperar, sin embargo, hasta 1927 para que, a partir de la iniciativa de los poetas Miguel Pelayo y Luis Pelegrín y con el apoyo del Ayuntamiento y otras instituciones, Cartagena rinda homenaje a Máiquez con un monumento. El artífice fue el escultor valenciano José Pascual Ortells López, discípulo de Agustín Querol y Mariano Benlliure.

















En el Blanco y Negro del 17 de abril de 1927 aparece una fotografía del boceto realizado por Ortells, que da pie al anuncio de la próxima inauguración del monumento con la "asistencia de significadas representaciones culturales de Madrid".

El 29 de abril llegó Ortells con el monumento a Cartagena, que fue instalado en la céntrica plaza de San Francisco, sobre el pedestal, dirigido y ejecutado por el marmolista Anés.










La inauguración tuvo lugar el dos de mayo de ese mismo año. La prensa del momento refleja, con todo lujo de detalles, el desarrollo del acto al que acudió una representación de las diferentes instituciones: Ayuntamiento, Arsenal Militar, Armada, Obispado, la Real Sociedad Económica de Amigos del País, los colegios de Abogados y Procuradores, Policía, entidades bancarias, Escuela de Industria y Comercio, Ateneo, Escuelas Graduadas, Sociedad de Dependientes de Comercio y Banco, la Tienda Asilo, cofradías, ingenieros, arquitectos, y otras muchas personalidades a título individual. 



Tras descubrir el monumento, el presidente de la comisión del homenaje, José Medavilla y el alcalde, Alfonso Torres, se dirigieron al público asistente y, en sendos discursos, se deshicieron en elogios hacia la figura de Isidoro Máiquez. El alcalde, además, hizo subir al estrado a Ortells, hecho que provocó una auténtica ovación entusiasta.





Se colocaron coronas de flores naturales en el monumento, llevadas por el Ayuntamiento, la Real Sociedad Económica y la Sociedad de Dependientes.


José Ortiz de Zárate, en representación de los actores españoles, leyó un mensaje y Nieves Suárez, profesora de Declamación en el Conservatorio de Madrid, leyó un poema escrito por Ramírez Ángel para la ocasión y Ángel Torres del Álamo, que asistía en representación de los autores españoles, cerró el ciclo de discursos.

Tras una ofrenda de flores, la compañía teatral de Luis Calvo con el barítono Marcos Redondo a la cabeza, cerró el acto cantando el "Himno a la Libertad", de La Calesera.





Se recibieron muchas adhesiones, entre otras, la del Sindicato de Actores, la de la Real Academia de la Lengua, la del Ayuntamiento de Granada, la del Real Conservatorio de Madrid y la de la Comedia Francesa de París.

Todo esto nos da idea de lo que la inauguración de un monumento suponía para la sociedad del momento que, más allá de un acto institucional se convertía en todo un acontecimiento no solo social, sino también cultural.


La obra está compuesta por un gran pedestal de mármol, sobre el que descansa la escultura realizada en bronce, que muestra al actor en plena representación.
En el pedestal vemos cómo un motivo en la parte central recuerda a la concha en la que se coloca el apuntador y, a derecha e izquierda de ésta, unos elementos cilíndricos que evocan las candilejas.






La figura de Máiquez aparece ataviada a la moda del siglo XVIII, con capa y madroñera en el cabello . 

Máiquez parece haber sido sorprendido en plena declamación, dando un gran paso, con la mano derecha alzada y la izquierda recogiendo la capa.


La escultura posee la fuerza en la pose y la delicadeza en el gesto.





Excepcional es la factura en la parte posterior donde parece que la figura esté en pleno movimiento, conseguido éste por la combinación de los pliegues de la esclavina de la capa, la caída de la propia capa y el trazado sinuoso de la redecilla.





A ambos lados del pedestal se adosan dos relieves alusivos a la tragedia y la lírica.
























Cada año, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Teatro, actores y personas relacionadas con la cultura rinden homenaje al que algunos han calificado como "el más grande actor español de todos los tiempos".





FUENTES


CLARET GARCÍA, Antonio María: "Isidoro Máiquez: actor y héroe liberal", Antonio Mª Claret García (Blog) [En línea].


"Grandioso homenaje a Isidoro Máiquez", El Porvenir, 02/05/1927, p. 1.

"Inauguración del monumento a Isidoro Máiquez", El Eco de Cartagena, 02/05/1927, p. 1.

"ISIDORO MÁIQUEZ", Región de Murcia Digital  [En línea].

"ORTELLS LÓPEZ, José Pascual", Vilapedia [En línea].


PUIG CAMPILLO, Antonio: "El actor Isidoro Máiquez"Monteagudo, nº 22. pp. 23-27. 1958.  


"¿QUIÉN FUE EL GRAN ISIDORO MÁIQUEZ? (CARTAGENA, 1768- GRANADA, 1820)", GRANADA através. [En línea].


RODRÍGUEZ DOMINGO, José Manuel:"'Gloria al genio': el monumento a Isidoro Máiquez, en Granada", Cuadernos de Arte de la Universidad de Granada, nº 38, pp. 177-196. 2007. 



FUENTES DE LAS IMÁGENES


"El monumento a Isidoro Máiquez", Blanco y Negro, 15/05/1927, p. 77.

GARCÍA-STAÑ LÓPEZ, Pascual: "Hace 243 años del natalicio y 191 años del óbito del actor cartagenero Isidoro Maiquez", Academias del Jardín (Blog) [En línea].


GOYA Y LUCIENTES, Francisco de: El actor Isidoro Máiquez, 1807.  Madrid, Museo del Prado, nº catálogo: P00734.


José Ortells hacia 1913, Wikimedia Commons [En línea].


PÉREZ, F.: Monumento a Isidoro Máiquez, siglo XIX. Granada, Museo Casa de los Tiros, nº inventario: CE00079.


RIBELLES Y HELIP, José: Otelo, h. 1820. Madrid, Museo del Romanticismo, nº inventario: CE4856.


SÁNCHEZ HERNÁNDEZ "SAN-CHITO", Enrique: Inauguración del monumento al actor Isidoro Maiquez, el alcalde señor Torres descubriendo el monumento, 1927. Murcia, Archivo General de la Región de Murcia, código de referencia: FOT_DIG_0000273.


--- D. José Ortells, notable escultor y autor del monumento a Isidoro Maiquez , 1927.  Murcia, Archivo General de la Región de Murcia, código de referencia: FOT_DIG-0000274 .



18.12.15

MAGOS EFÍMEROS

Sin duda alguna, el término escultura pública nos remite a monumentos y figuras de bronce, mármol, piedra, acero y otros materiales duros, eternos, inamovibles. El propio concepto de monumento, o escultura pública, conlleva una idea de perdurabilidad en el tiempo unida a ese rendido tributo que se hace a los que destacaron dentro de la sociedad por sus hechos, sus escritos, sus obras o, incluso, su anonimato, o bien a sentimientos generales que, reflejados en la inmovilidad, nos hacen reconciliarnos con el género humano cada vez que los miramos.



Johan Lorbeer, en la performance Tarzán
El arte, como la vida, evoluciona, cambia, se refresca, introduce nuevas formas y fórmulas y nos arrastra a la visión de imágenes más o menos acordes con nuestra realidad. Es frecuente, en el momento actual, tropezar por la calle con performances, instalaciones y manifestaciones de nuevas formas de crear que participan de lo efímero, perdurando en grabaciones de vídeo y fotografía a través del tiempo.





Francisco Salzillo. La Caída.
Procesión de Viernes Santo por la mañana. Murcia
Sin embargo, este concepto de lo efímero en la escultura pública no es nuevo. 
Los pasos de Semana Santa son una manifestación temporal de arte en la calle, que se repite cada año, pero que tiene un momento inicial y uno final, cuando los tronos entran de nuevo en la iglesia de donde no vuelven a salir hasta el año siguiente. 







Y no es que el resto del año no se puedan ver, pero quedan en el interior, perdiendo el paisaje urbano como fondo. 

Algo similar ocurre, por estas fechas en las que estamos, con los belenes. Manifestaciones religiosas y tradicionales que, cada mes de diciembre, nos hacen recorrer la historia transmitida del nacimiento de Jesucristo.


Detalle del belén de la Peña La Pava. Murcia.

Adornados con motivos de la tierra, enmarcados en las construcciones vernáculas, y ataviados con las vestimentas más diversas, ayuntamientos, instituciones y asociaciones hacen con ellos sus instalaciones temporales y las ponen ante la mirada de los ciudadanos.

Son esculturas de pequeño formato que reflejan costumbres y tradiciones y que durante quince días, se dejan contemplar para volver, una vez finalizado el periodo navideño, a ser guardados hasta la Navidad del año siguiente.



Hoy traemos el caso de un belén peculiar que, desde hace una década, se crea y se conforma en la playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria.


















Durante nueve días, de la nada surgen Reyes Magos, pastores y estrellas, el Nacimiento al completo, el castillo de Herodes y un sinfín de figuras que, configuradas con arena, se muestran al público hasta enero, recibiendo la visita de miles de personas.



Son esculturas públicas y efímeras, pero no renacen cada año, porque cada vez los artistas participantes son diferentes y cambia, por tanto, su aspecto y su escenografía.












En su construcción participan los mejores escultores de arena del momento, que se entregan a crear lo que se sabe inevitablemente temporal.
















Este año, los artistas que participan son el escultor y arenita gran canario Etual Ojeda, la escultora y ceramista turca Eda Kaytan, los escultores rusos Aleksei Diakov y Alexey Shchitov y el italiano Leonardo Ugolini







Se puede visitar, de 9:00 a 22:00 h. a diario hasta el día 7 enero, cuando los tractores, como magos, conviertan las figuras en la arena que acogerá nuevamente a los bañistas hasta la próxima Navidad.















FUENTES:
X BELÉN DE ARENA. PLAYA DE LAS CANTERAS. Las Palmas de Gran Canaria. 2015. [En línea] <http://www.belendearena.es>
"El belén de arena más grande de España", Canarias7. es [En línea] <http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=40232&dia=25/11/06>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
Palabre. org [En línea] <performances-urbanos-goetheinstitut.jpg>
VERA, Javier: "Paso de la Caída. Semana Santa 2009". Libertad Digital Fotos [En línea] <http://www.libertaddigital.com/fotos/fotos-semana-santa-2009-1000617/javiervera3-110409.jpg.html>
"Peña La Pava", Región de Murcia Digital [En línea] <http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,371,m,1066&r=ReP-26247-DETALLE_REPORTAJESABUELO>
Belén de Arena de Las Palmas, en Facebook [En línea] <https://www.facebook.com/belendearena/?fref=nf>




16.11.15

EL REGALO DE LA LIBERTAD


El 21 de abril de 1865 tuvo lugar en la pequeña población de Glatigny, Francia, una comida organizada por el profesor y político Édouard de Laboulaye en su casa de campo para celebrar la recién establecida abolición de la esclavitud en los Estados Unidos de América.
El presidente Lincoln, principal abanderado de dicho valor y propulsor de la unión de los estados del norte con los del sur, había sido asesinado seis días antes, circunstancia que los republicanos franceses habían recibido con especial desagrado.







Entre los invitados a aquella comida, estaba el joven escultor Auguste Bartholdi que escuchó atento, al igual que los demás, el discurso ofrecido por el anfitrión, en el que lanzaba la idea de construir una gran escultura que fuera regalada a los estadounidenses para sellar la amistad entre los dos países.
Probablemente Laboulaye conocía un proyecto, en el que había estado trabajando Bartholdi para el Canal de Suez, que planteaba la construcción de una estatua colosal denominada Egipto alumbrando al mundo y que, finalmente, había sido rechazado.

Bartholdi recogió entonces el guante lanzado por Laboulaye e hizo su proposición: construir una gran estatua que encarnara a la libertad, uno de los tres conceptos identificativos del estado, surgidos de la Revolución Francesa y adoptados oficialmente a mediados del siglo XIX, y mostrara el espíritu francés al mundo.


Fue así como surgió la idea de crear uno de los monumentos más emblemáticos y conocidos del mundo actual, que se hizo posible gracias a la donación de miles de franceses, para la escultura, y de miles de norteamericanos para el pedestal.

La escultura propiamente dicha, realizada y ensamblada íntegramente en Francia, está construida sobre una estructura de hierro ideada por Gustav Eiffel y recubierta de planchas de cobre repujado*. El material fue seleccionado por el arquitecto Eugène de Viollet-le-Duc y la técnica del repujado se aplicó en los talleres Gaget, Gauthier et Compagnie.








Fue trasladada a Nueva York, en los Estados Unidos, donde se colocó sobre un gran pedestal concebido por el arquitecto Morris Hunt, miembro liberal de la asociación franco-americana L'Union League Club promotora de la idea de la estatua. 

El lugar donde está ubicada fue elegido por el propio Bartholdi y, actualmente, se denomina Isla de la Libertad.

Su inauguración tuvo lugar el 18 de octubre de 1886, veintiún años después de aquella reunión organizada por Laboulaye, el cual no estuvo en dicho acto por haber fallecido tres años antes.













El año anterior a la inauguración, los Estados Unidos de América regalaron a Francia una reproducción de bronce, a escala, de la obra que iluminaría al mundo desde la entrada a Nueva York por mar. 

En un principio fue instalada en la Plaza de los Estados Unidos, pero debido a la estrechez del entorno para un monumento de esas dimensiones (11metros y medio de altura) fue trasladada a la denominada Île aux Cygnes (Isla de los Cisnes), cerca del puente de Grenelle, mirando hacia la ciudad de París y dando la espalda a la de Nueva York; fue girada en 1937.

La Estatua de la Libertad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.





Actualmente existen más de trescientas reproducciones repartidas por todo el mundo. Estados como China, Israel, Japón o Vietnam, además de otros europeos y americanos, tienen en su haber patrimonial la figura de la Libertad, adoptada como símbolo del valor patrio.

En el pedestal del monumento original se adosa una placa donde un poema de Emma Lazarus clama la acogida por la libertad de todos los desposeídos de ella.

EL NUEVO COLOSO
No como el mítico gigante griego de bronce,
de miembros conquistadores a horcajadas de tierra a tierra;
aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar, 
se erguirá una poderosa mujer con una antorcha. 
Cuya llama es el relámpago aprisionado. 
Y su nombre Madre de los Desterrados. 
Desde el faro de su mano 
brilla la bienvenida para todo el mundo: 
sus templados ojos dominan las ciudades gemelas 
que enmarcan el puerto de aéreos puentes.
"¡Guardaos, tierras antiguas, vuestra pompa legendaria!" grita ella.
"¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres,a vuestras masas hacinadas 
anhelando respirar en libertad,
desamparado desecho de vuestras rebosantes playas.
Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí.
¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!"

* Técnica consistente en labrar a martillo chapas metálicas, de modo que en una de sus caras resulten figuras de relieve.  


FUENTES:
La Estatue de la Liberté [En línea] <http://www.statue-de-la-liberte.com>
"Statue of Liberty", en Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO [En línea] <http://whc.unesco.org/en/list/307/>
"Estatua de la Libertad", en Wikipedia en español [En línea] <https://es.wikipedia.org/wiki/Estatua_de_la_Libertad>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
WHITE, Marley: Liberty 012, en "Conmemoración del 125 aniversario de la estatua de la Libertad", VISA Pour [Blog] <http://www.o2mg.com/visapour/2011/10/conmemoracion-del-125-aniversario-de-la-estatua-de-la-libertad/>
L'Egypte éclairant le monde, en "Histoire de la statue de la Liberté", La statue de la Liberté [En línea] <http://www.statue-de-la-liberte.com/Histoire-de-la-statue-de-la-Liberte.php>
Structure de la statue, en "Histoire de la statue de la Liberté", La statue de la Liberté [En línea] <http://www.statue-de-la-liberte.com/Histoire-de-la-statue-de-la-Liberte.php>
WHITE, Marley: Liberty 03, en "Conmemoración del 125 aniversario de la estatua de la Libertad", VISA Pour [Blog] <http://www.o2mg.com/visapour/2011/10/conmemoracion-del-125-aniversario-de-la-estatua-de-la-libertad/>
Réplique de Paris, en "Copie de l'île aux Cygnes, à Paris", La statue de la Liberté [En línea] <http://www.statue-de-la-liberte.com/Copie-de-la-statue-de-la-Liberte-de-Paris.php>




1.11.15

LUTO POR JOSELITO

Noviembre comienza con el homenaje y el recuerdo para aquellos seres queridos que nos dejaron. Los cementerios se llenan de flores y, por unos días, vuelve la luz y el trasiego a los lugares que, habitualmente, están en silencio.


El paseo por los camposantos ofrece a menudo sorpresas artísticas que, por su situación, no son suficientemente ponderadas. Las obras de autores de primera fila conviven con las de otros más modestos e, incluso, con esos artífices anónimos que nos ayudan a dignificar el sitio donde yacen nuestros familiares.




Sin duda, Mariano Benlliure ha sido uno de los escultores que mejor y con más originalidad ha dignificado esta tipología, mirando hacia los clásicos y hacia lo que, anteriormente, se había establecido como nuevas formas. 



Benlliure retoma esas ideas, les da la vuelta y surge de sus manos, como de la chistera de un mago, una nueva idea que sorprende y hace que contemplemos los sepulcros como verdaderas obras de arte que, además de la carga simbólica, transmiten, y emocionan la sensibilidad artística del observador.







Hace más de dos años, analizábamos el sepulcro de Julián Gayarre (Ver El Llanto de la Música en este mismo blog), una obra de finales del siglo XIX, que se sitúa en la pequeña población de Roncal y que, tanto por su composición como por su situación, deja sorprendido al que la descubre en el mínimo cementerio. 


El propio escultor, describía el monumento con estas palabras:
… una figura que recoge su última nota que todavía sale del féretro, como un eco. La Armonía y la Melodía elevan al Cielo aquel don divino de su voz, como queriendo volver a su punto de origen; en la tierra queda la materia, la parte mortal representada por la Música que llora sobre la lira rota.

En esa obra, Benlliure mira a la cultura clásica, recurre a las figuras mitológicas y a los motivos cargados de simbolismo que la antigüedad combinando, con maestría, mármol y bronce.


Sin embargo, la obra de Benlliure siempre nos sorprende y nos ofrece nuevas propuestas. 


En 1920, muere el torero José Gómez Ortega, "Joselito" a los 25 años. Su cogida, en la plaza de Talavera, pilló por sorpresa al público, tal era la maestría del diestro. 
Dos días duró el entierro, los dos días que tardó el féretro en llegar de Talavera a Sevilla, pasando por Madrid, y el cortejo fúnebre se convirtió en una nutrida manifestación espontánea de llanto por la muerte del joven torero. Tan sentida fue esta pérdida que llegó a declararse luto oficial.
Unos meses después del acontecimiento, Ignacio Sánchez Mejías, el torero-poeta, que era cuñado de Joselito, visita a Benlliure, el escultor más representativo y conocido entonces en el mundo de los toros, para encargarle la ejecución de un mausoleo que conmemore eternamente la gloria de Joselito.
















Benlliure comentaba que para su realización se basó en el momento en el que el féretro del diestro hacía entrada en la iglesia de San Gil, donde está la Virgen de la Macarena. 
Si en el sepulcro de Gayarre recurría a musas y conceptos, en esta composición baja a lo terreno, al mundo que envuelve el arte del toreo.



La obra está realizada en mármol de Carrara y bronce. (Vuelve, una vez más, Benlliure, a mostrar la maestría en la combinación e intersección de materiales). 
El mármol, destinado a destacar con su inmaculada blancura luminosa la figura del fallecido, el bronce para el féretro y los que lo acompañan. 


Está dispuesta en horizontal y compuesta por 18 figuras que acompañan el féretro, y que se estructuran en varios grupos conectados entre sí mediante gestos. Entre esas figuras reconocemos el retrato de algunos componentes de la cuadrilla del diestro y de personajes de su entorno.


Abren el cortejo dos mujeres; la primera, la guapa gitana María "la de las Cartas", sostiene entre sus manos la imagen de la Macarena, la Virgen de la Esperanza, en alusión a la entrada en el templo donde tuvo lugar el funeral y a la devoción que Joselito sentía por esta imagen.













A ambos lados del féretro, el movimiento se hace evidente en las actitudes de los hombres que lo portan a hombros, y entre los que aparecen las figuras de niños con la dulzura que Benlliure sabía conferirles.







Vuelve a situar las figuras femeninas al final, con actitud de lamento y llanto por la pérdida del querido Joselito.



También reconocemos, entre los que portan el féretro, al Duque de Veragua, en representación de los ganaderos y a un Ignacio Sánchez Mejías que, desconsolado, clama al cielo.











La obra terminada la presentó Benlliure en su estudio a finales de 1924, después fue trasladada a Sevilla, donde se expuso al público en el Palacio de Exposiciones, y en abril de 1926 se colocó definitivamente en el Cementerio de San Fernando.




En el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia se conserva el modelo, realizado en yeso, a partir del cual se fundió el bronce y, por la técnica del sacado de puntos*, se esculpió la talla en mármol del cuerpo yacente; este modelo  fue donado por Benlliure en 1940 y ha sido restaurado en 2012 dentro de las actividades llevadas a cabo para conmemorar el 150º aniversario de su nacimiento.











En este mausoleo están también enterrados Rafael Gómez "El Gallo" y el propio Ignacio Sánchez Mejías.


* Método para realizar una copia exacta de una estatua, o ampliar un modelo al tamaño definitivo, tomando una serie de puntos de referencia en el original y transportándolos con ayuda mecánica a la copia o ampliación.

FUENTES:
"El Mausoleo de Gayarre, Roncal, Navarra", Mariano Benlliure, escultor, en Facebook [En línea] <https://www.facebook.com/210768645610383/photos/a.656997740987469.1073741830.210768645610383/656997774320799/?type=3&theater#>
RAMOS ROMERO, Blanca: "Joselito el Gallo en el arte", en Revista de Estudios Taurinos, nº 2, Sevilla, 1995, pp. 27-66.
"Monumento a Joselito, 1920-1926", Fundación Mariano Benlliure [En línea] <https://fundacionbenlliure.wordpress.com/monumentos-en-espana/>
"La pieza estrella de un museo de Valencia: el original en yeso de la tumba de 'Joselito'", ABC edición de Sevilla, 15/01/2013 [En línea] <http://sevilla.abc.es/cultura/20130115/sevi-tumba-joselito-gallo-201301150127.html>
"Mausoleo de Joselito", en Museo de Belles Arts de València [En línea] <http://museobellasartesvalencia.gva.es/index.php?option=com_content&view=article&id=792%3Amausoleo-de-joselito&catid=116%3Aesculturasigloxx&Itemid=148&lang=es>
"Puntos, sacado de", en Arts4x.com. Diccionario enciclopédico de arte y arquitectura. [En línea] <http://www.arts4x.com/spa/d/puntos-sacado-de/puntos-sacado-de.htm>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
VENY, Miguel: "Mausoleo de Rafael Gómez 'El Gallo', Ignacio Sánchez Mejías y José Gómez 'Joselito', 2015, en Panoramio [En línea] <www.panoramio.com>
"Mariano BENLLIURE", El Foro Cofrade [En línea] <http://elforocofrade.es/index.php?threads/mariano-benlliure.2466/page-4>
QCDPEREZ: "Detalle de mausoleo de Joselito el Gallo", 2008, en Panoramio [En línea] <http://www.panoramio.com/photo/14073483>
"Mausoleo de Joselito", en Museo de Belles Arts de València [En línea] <400x472-images-stories-museo-Fondos-Escultura-mausoleo_joselito.jpg>