TRADUCTOR

Buscar este blog

Cargando...

24.6.15

PIEZAS DE MUSEO

Aunque tendemos a identificar los museos con edificios suntuosos, hace muchos años que el ICOM admite como tales otro tipo de exposiciones e instituciones permanentes, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad, abiertas al público y que conservan y difunden los recursos patrimoniales que albergan con fines educativos y recreativos. 
A este "otro" tipo de museos pertenecerían los jardines botánicos, las reservas zoológicas, los yacimientos arqueológicos y también los museos de escultura al aire libre.
Pero, respetando el concepto ofrecido por el ICOM, para que una colección de esculturas constituya un museo, debe ofrecer una información de las piezas exhibidas, bien mediante cartelas explicativas, folletos o catálogos, guías-intérpretes o actividades lúdicas y pedagógicas.

Una ciudad, por el hecho de tener esculturas repartidas por su espacio urbano, no constituye un museo; solamente cuando se trazan unos itinerarios o se acompaña la debida información, podemos estar hablando de museos de escultura al aire libre.


EL MUSEO MONOTEMÁTICO








Nicolás Martínez Ramón:
Sagrado Corazón. 1957
En la región de Murcia, la primera iniciativa como tal surgió en 1965, cuando el cura párroco de la Santa de Totana encargó, a Anastasio Martínez Valcárcel, la realización de un Vía Crucis escultórico para acompañar la subida hasta el Corazón de Jesús, una obra realizada por el padre de Anastasio, Nicolás Martínez Ramón, ocho años antes.














El escultor respondió al encargo realizando catorce grupos escultóricos, en piedra blanca, que fueron repartidos a lo largo del camino en diferentes ámbitos, estudiando las posibilidades que cada rincón ofrecía y guiando así el recorrido hasta llegar a la cima. 













Anastasio Mtnez. Valcárcel:
Jesús muere en la Cruz. 1966-1968.
La enumeración de las estaciones comienza con el momento en el que Cristo es condenado y finaliza con la colocación del cuerpo de Jesús en el sepulcro.

El Via Crucis fue inaugurado el 25 de octubre de 1970.

















Ya en los años sesenta se habían realizado dos relieves en piedra que indicaban el camino hacia el Sagrado Corazón. El primero de ellos, un ángel, es también obra de Martínez Ramón y da nombre al paraje existente en el comienzo de la subida y, a medio camino, se encontraba el del Apóstol Santiago a caballo, realizado por el propio Anastasio Martínez Valcárcel.












Con posterioridad a 2004, el relieve de Santiago fue trasladado a la rotonda que facilita el desvío hacia el camino de acceso al Via Crucis. En su parte posterior se le ha adosado otro relieve con escudo, niños y frutas, también de Martínez Valcárcel, realizado en 2002.



El conjunto del Via Crucis fue restaurado entre los años 2005 y 2006 por el propio Martínez Valcárcel.


















EL MUSEO FRUSTRADO


A principios de los ochenta, en la ciudad de Murcia, existió un intento de crear un museo de escultura al aire libre que, bajo el nombre José Planes, quería incorporar a la ciudad obras salidas de las manos de artistas emergentes que, con el tiempo, se han convertido en auténticas referencias de la escultura en el panorama nacional e internacional (véase la entrada Quimeras en este mismo blog),


imagen del desaparecido Museo de Escultura al Aire Libre
José Planes. En primer plano, Aylux nº1, de Ricardo Ugarte.
Foto cedida por Ricardo Ugarte.

 aunque el abandono y la desidia dieron al traste con él.



EL MUSEO COMO MOTOR DE DESARROLLO


En el año 2000 se dio el pistoletazo de salida a la formación del Museo al Aire Libre de la ciudad de Ceutí, municipio cuya economía se basaba en una actividad conservera que veía avanzar su desaparición, provocada por el cierre paulatino de las factorías y que, hasta entonces, era poco atractivo a nivel turístico, pues carecía de elementos patrimoniales de interés. 



Manuel Hernández Mompó: Florero
La formación de este museo junto con otras iniciativas culturales, como fue Ceutimagina, la construcción del Auditorio y la creación del Museo Antonio Campillo, consiguieron cambiar la tendencia de una forma drástica.
















Antonio Martínez Torres: Espacio de Luna
El museo lo integran más de setenta obras, salidas de artistas de la talla de Manolo Valdés, Chillida, Miquel Navarro o Alberto Corazón, que junto a los locales Campillo, José Molera, Martínez Lax y Paco Toledo, conviven con otros de menor renombre pero que son el futuro del arte de la escultura en nuestra región. 







Pepe Yagües: Caballo enlunado o
Caballo de Troya. 2006.
A partir de esas setenta obras, se sugieren tres itinerarios: los dos primeros para realizar a pie, y un tercero que recorre los espacios de la periferia, para el que se requiere la utilización de vehículo.












El museo de Ceutí se ha subido, además, al tren del uso de las nuevas tecnologías situando, junto a cada obra, un código QR que redirige a la página web del museo.

Lo que han demostrado en Ceutí es que la promoción cultural, a través del arte, puede suponer una forma de desarrollo turístico y servir de impulso a la economía local.




EL MUSEO DE AUTOR



Por último, el 26 de noviembre de 2010 se inauguró el denominado Parque Campillo, en Murcia, como homenaje al escultor Antonio Campillo, fallecido el año anterior.




Situado en la avenida Príncipe de Asturias, presenta nueve esculturas de bulto redondo realizadas por el escultor, cinco de ellas donadas en su día por el propio Campillo y cuatro dejadas como legado a la ciudad, y once relieves que, cedidos por el legatario del artista, se instalaron en el parque tres años después, en junio de 2013.

Completa el parque una escultura retrato del escultor, que ha sido realizada por su discípula Marta Balmaseda.



Antonio Campillo Párraga:
Saltando a la comba. 2004.
Antonio Campillo Párraga:
La Danza.2006.




















Las obras Saltando a la Comba y La Danza fueron robadas en agosto de 2011, recuperadas un mes después, muy deterioradas, y vueltas a fundir.




Vista del Parque Escultórico Antonio Campillo.
En primer plano: La Garza. 2007.


El total de las obras permite un recorrido por la evolución del artista y crea un espacio de recreo en medio del entramado urbano.



Estos museos de escultura al aire libre de la Región de Murcia ponen de relieve la esencia de la escultura pública, que ha sido creada para ser vista, para mostrar las cualidades artísticas de su autor, para ornamentar los espacios con su presencia y para formar e informar de las diferentes tendencias y estilos, siempre con una documentación que sirva de base para su visita y nos proporcione los datos necesarios para entender su porqué y su cómo.

Sin información no hay museo.


PUEDES ENCONTRAR TODA LA INFORMACIÓN EN:
Vía Crucis de Totana
Museo al aire libre de Ceutí
Parque Escultórico Antonio Campillo

Imagen del Museo de Escultura al Aire Libre José Planes, cedida por Ricardo Ugarte.

20.5.15

PERRO MORDIDO POR NIÑO

Una de las primeras cosas que se aprenden cuando se estudia periodismo es que el hecho de que un perro muerda a un niño no es noticia, sino que la noticia salta cuando es el niño el que muerde al perro. Esto quiere decir que lo novedoso anida en esos hechos que, por inverosímiles, nos sorprenden y nos hacen recapacitar.

Que actualmente hay un afán desmedido de las instituciones municipales por salpicar de esculturas las ciudades, es evidente. Que esas esculturas son un instrumento propagandístico de la propia institución, pues su inauguración conlleva placa conmemorativa, nota de prensa, fotos del evento, imágenes en televisión e, incluso, noticias en la Red, también es patente. 
Que, en algunas ocasiones, el pago de esas obras sufre demoras burocráticas, tampoco es noticia y que la colocación de dichas esculturas se haga sin ton ni son, tampoco nos sorprende.

La noticia reside en el hecho de que, desde las instituciones, se haga un encargo de una obra, el artista atienda la demanda con prontitud e ilusión, la obra sea pagada en tiempo y forma al artista, y… se quede en el jardín de la casa del artista durante años por la desidia de las propias instituciones.




Eso es lo que sucede con la obra El impulso, realizada por Manuel Pérez en el año 2008, que fue pagada en su momento y que, a día de hoy, todavía no ha sido colocada, aunque el Ayuntamiento ya se ha comprometido a darle una solución.

El pasado 28 de febrero, el muro de Facebook del artista Manuel Pérez, plasmaba un testimonio que, a muchos, nos dejó sorprendidos.
Un texto que rezaba: 
"Este conjunto escultórico fue adquirido por el Ayuntamiento de Murcia en el 2008, os muestro aquí su actual ubicación, "el patio particular de mi casa".




La sorpresa hizo que nos interesáramos por ese hecho, y a nuestras preguntas, Manuel Pérez nos contaba lo siguiente:
"Iba destinada para el centro de salud del barrio del Progreso, en el jardín que hicieron, justo en la entrada. Me la encargó la anterior alcaldesa pedáneo, Caridad, creo recordar que en el año 2007. Es de acero soldado de 4 mm y tiene 4 metros de altura. El emblema era… A los que ayudan desinteresadamente en la fiestas de barrio"

Se había determinado colocarla en el jardín que hay delante del centro de salud del barrio, pero Manuel Pérez se vio sorprendido cuando, un día, al pasar por allí, encontró que el lugar a donde iba destinada la escultura estaba ocupado por una fuente con cuatro ranas y, según el propio artista, el otro posible lugar para su colocación, está ocupado por un ficus.




"En su momento hablé con la nueva alcaldesa pedáneo, ella me mostró su falta de interés en colocarla, y la concejala de urbanismo y jardines hizo caso omiso, como el tiempo lo ha demostrado"





No extraña, por tanto, que en febrero de 2015 (siete años después de acabada la escultura), Manuel Pérez, en vista de la dejadez institucional, decidiera dar a conocer la situación en las redes sociales, y dejar constancia de que no se siente cómodo con esta pieza en su casa, 
"ya que no soy propietario. Se hizo para disfrute de los ciudadanos de la ciudad de Murcia; es más, concretamente para el barrio donde resido (…). No me parece ético tener en mi casa algo que no me pertenece".








Como era de esperar, el asunto saltó a la prensa. El día 20 de abril, la noticia titulada "No me parece honesto tener la escultura en casa", aparecida en el diario La Verdad de Murcia, narraba la historia. 


El hecho de que actualmente estemos en capilla para acudir a las urnas, agilizó la determinación del Ayuntamiento de buscarle un lugar. 
La Opinión de Murcia del día 28 de abril publicaba la noticia "La 'escultura olvidada' encuentra su sitio junto al Museo de la Ciudad", un museo situado en el casco urbano de Murcia.




Queda por ver cuándo se colocará la escultura y en qué condiciones y, también, el título que recibirá: si  A los ciudadanos que colaboran desinteresadamente en las fiestas, que hacía alusión a la forma en la que se organizan en el barrio del Progreso, o El impulso, que es el título dado por Manuel Pérez a la escultura y que, de ser situada donde propone el Ayuntamiento, sería más coherente que el que alude a un barrio situado en el otro extremo de la ciudad.



MANUEL PÉREZ. Pintor y escultor.  (Murcia, 1976 - )

Formado en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, la trayectoria de Manuel Pérez, es impecable, densa y muy activa.  En sus obras pictóricas el color se adueña de toda la superficie, destilando optimismo y alegría. Es frecuente que, en ellas, la naturaleza se abra paso, plasmándose en flores y palmeras o en la propia figura humana y, a veces, acercándose hasta transformarse en grandes manchas de color.

Sus esculturas juegan con el sentido de la vivencia del espectador, sintetizando sus formas, pero recurriendo a conceptos conocidos.


PREMIOS


1994  Primer Premio de Pintura Creación Joven

1995  Primer Premio de Pintura Creación Joven. Primer Premio de Escultura Creación Joven
1996  Tercer Premio de Escultura Creación Joven. Primer Premio de Pintura Creajoven
1999  Tercer Premio de Escultura Creajoven. Tercer Premio de Pintura Creajoven
2000  Primera Medalla de Honor, Primeros 100 años de la Cámara Oficial de Comercio
        Primer Premio Universidad de Murcia
        Primer Premio Concurso Nacional de Fuente Álamo
        Primer Premio de Pintura Murcia Joven 2000
2001  Primera Medalla de Honor del II Concurso Nacional de Pintura de la Universidad de Murcia

EXPOSICIONES INDIVIDUALES


2001  Retratos del Renacer, centro de Arte Palacio Almudí, Caballerizas, Murcia

        Exposición “ viajando hacia la Bauhaus”, galería Art Nueve, Murcia
2004  “Habitat”, galería Art Nueve. Murcia
2005  Galería Bambara. Cartagena
2005  “El Perfume”. Muralla Bizantina.Cartagena
2005  Galería Sen. Madrid
2004  Galería Betzabel Cadena Gallery (Chelsea). Nueva York, USA
2006  Art Nueve. Murcia
2007  Galería Nolde.Navacerrada. Madrid
2008  “Pulsiones”, Sala de Exposiciones San Esteban. Murcia
        “Cerámicas”, Sala de Exposiciones del Museo de la Ciudad de Murcia
         Galería SEN, Madrid.
         “El fuego anda contigo”. Galería Art Nueve, Murcia
         Fundación Gabarrón, Instalación “El fuego anda contigo”, Casa Pintada
2009  Galería BAMBARA. Cartagena
2010  Galería de arte Espiral. Santander
        Galería Espacio Zamorano. Zaragoza
        Galería Nolde. Navacerrada. Madrid
        “Mi casa el jardín y oras cosas” Sala de exposiciones Puertas de Castilla. Murcia
        “El jardín”, galería Chys. Murcia
2011  Galería BAT Alberto Cornejo. Madrid
        Galería Alba Cabrera. Valencia
        Galería La Aurora. Murcia

EXPOSICIONES COLECTIVAS


2000  Galería “Peter Barlow” “Arte Actual Español”, Chicago, USA

        Galería Margarita Albarrán, Sevilla
        Galería Bambara, “Faros del Mundo”. Cartagena
         “Las Edades del Óxido”, Entreplantas, Feria de Arte Emergente, Málaga
2001  “Salón de Otoño de París”, París
         Las Imágenes de San Juan”, Sala Cajamurcia, Cartagena
         Fira d’Art de Barcelona. Artexpo.Barcelona
2002  Feria de Milán, MIART, Italia
2003  ART MIAMI, USA
2003/04 “Colección testimonio” La Caixa, Centro de Arte Palacio Almudí
2004  ART MIAMI, USA
         “Colección Testimonio”, La Caixa. Pamplona, Navarra
         “100 años cien artistas”, Las Claras. Fundación CAJAMURCIA
2005  ART MIAMI, ART CHICAGO, USA
2006  ART CHICAGO, USA
2007  ART DC. WASHINGTON, USA
2008  ART MIAMI, USA
        ART MADRID, Madrid
        ART CHICAGO, USA
        “Figuras”. Galería Nolde. Navacerrada. Madrid
        Galería 9, Valencia
2009  ART-MADRID, Madrid
        Galería La Aurora, Murcia
        Galería Nueve, Valencia
        “Pintores Españoles”, Club de Industriales, Querétaro, Méjico
2010  Galería NOLDE. Navacerrada. Madrid
        Galería la Aurora “Exposición mercado del arte” Murcia
        Galería Punto. “Nuevas geometrías españolas” Valencia
        Galería THEMA. Valencia
        Galería 9. Valencia
        Galería Spai B. Barcelona
        Realización del Simposium Internacional de Sianoja en “Noja” Santander
        Galería ESPIRAL. Santander
2011  ART-MADRID Galería BAT Alberto Cornejo. Madrid
        Galería Alba Cabrera. Valencia
        Galería BAT Alberto Cornejo. Madrid
        Galería Nolde. Navacerrada. Madrid
        Galería La Aurora. Murcia
        Galería Bámbara. Cartagena

        Galería 9. Valencia
        Galería Spai B. Barcelona
        Galería Espiral. Santander. Cantabria

FUENTES:
Muro de Facebook del artista Manuel Pérez [En línea] 
<https://www.facebook.com/profile.php?id=100003781031419>

"Una fuente en alegoría al barrio de las Ranas", murcia.com [En línea] <http://www.murcia.com/noticias/2013/10/12-una-fuente-en-alegoria-al-barrio-de-las-ranas.asp>
"No me parece honesto tener la escultura en casa", La Verdad de Murcia 20/04/2015.
"La 'escultura olvidada' encuentra su sitio junto al Museo de la Ciudad", La Opinión de Murcia 28/04/2015.

MANUEL PÉREZ [En línea] <www.manuelperez.es>

Fotos de la escultura realizadas por Manuel Pérez.
GARCÍA-STAÑ, Pascual: Foto del Museo de la Ciudad. Panoramio. Google maps [En línea] <http://www.panoramio.com/photo/26243805>

8.3.15

LA MIRADA CÓMPLICE

Benvenuto Cellini. Perseo. Florencia
La escultura, como la pintura, es un arte en la que la obra está; está y es estática en su concepto. Aunque el espectador no esté delante, la obra permanece, y sus formas se mantienen inalterables a la espera de que un nuevo espectador se acerque a mirarlas. 
Se trata, por tanto, de una relación en la que el espectador es contemplativo, asimilador de la obra global y emisor de juicio o valoración (me gusta, no me gusta, me conmueve, etc). 














Sin embargo hay obras con las que el espectador debe tomar un papel activo, aportar su memoria visual o su experiencia y completarlas, haciendo que, en el momento de dicha contemplación su significado sea total y, en el instante en el que el espectador se retira, se limite a ser un conjunto de formas ilógicas que solamente volverán a tener todo su significado cuando otra mirada se acerque a observarlas.

En el terreno de la escultura pública, los últimos años han sido prolíficos en obras de este tipo; son esas esculturas con las que surge, primero, la sorpresa, luego la identificación y, por último, la aplicación de la experiencia. Con ese proceso (sorpresa-identificación-aplicación de la experiencia) la escultura pasa, de ser algo estático, a establecer una relación con el espectador, a implicarlo, a hacerlo cómplice de su significado e imprescindible para su totalidad.


Gyula Pauer y Can Togay.
Zapatos en el paseo del Danubio. Budapest
Por ejemplo, la titulada Zapatos en el paseo del Danubio, nos lleva, primero, a la sorpresa: muchos pares de zapatos; después a identificar lo que es: es una escultura; y, en el último instante, a poner en juego la experiencia: si hay zapatos, hubo personas. 
En ese último peldaño del proceso es cuando vemos lo que no está. 
Así, en el caso de Zapatos…, que es un homenaje a las víctimas lanzadas al Danubio bajo la dominación nazi, podemos imaginar a esas personas, con la angustia del momento en el que fueron arrojadas al agua.














John Buckley. Untitled 1986. Headington. Oxford
Otra escultura peculiar es la popularmente conocida como El Tiburón de Headington. 
En esta obra, además de la sorpresa y la identificación, generamos dos tipos de experiencia: por un lado la de suponer la parte del tiburón que no vemos y, por otro, la de dar por sentado un movimiento brusco que ha llevado al animal a clavarse en el tejado de la vivienda. 
Luego, aquí, imaginamos forma, y también movimiento.

















Hippo sculpture. Zoo de Taipei.
La obra Hippo sculpture nos lleva a la imagen vista muchas veces en documentales y reportajes gráficos. Evidentemente, siempre está el resto del animal bajo el agua, pero aquí esa parte que completa a los hipopótamos no existe, y la suponemos. 
La escultura no es más que unos fragmentos de bronce colocados sobre la superficie del pavimento, pero dispara nuestra imaginación al instante, haciendo que veamos agua donde hay hormigón y animales completos donde solo existe una parte.



Petrus Spronk. Architectural Fragment.Melbourne
Igual sucede con Architectural Fragment. El pico de un friso sostenido por una columna emergiendo del suelo nos sugiere que el resto del edificio está por debajo del nivel que pisamos. No existe tal edificio, pero creemos que está.








Isaac Cordal. Follow the leaders. Berlín.
Y lo mismo con la obra Follow the leaders, que nos hace suponer a los personajes sentados y hablando, metidos en el agua, cuando lo único real es la parte superior de los personajes.












Neil Dawson. Horizons, 1994. The Farm, Kaipara. 
También podemos ver superficies donde no las hay. La obra Horizons, 1994 está delimitada por unas líneas que nos invitan a ver un tejido que ¡coincidencia! tiene el mismo tono exacto del color del cielo que tiene detrás. Es, además, una escultura bidimensional que se transforma, por el efecto óptico, en tridimensional.







Bruno Catalano. Voyageur. Marsella.
En otros casos, es la memoria visual la que entra en escena y la que, como ya explicaron las teorías surgidas a principios del siglo XX, nos conduce a "cerrar" la línea, a completar la figura que, insinuada, no está totalmente definida. Por ejemplo, la figura del Voyageur, aun careciendo de superficie en determinadas partes, hace que la veamos en su totalidad.


Son solo algunos ejemplos de esculturas que nos resultan curiosas o divertidas y nos gustan porque, al fin y al cabo, al ponernos a trabajar y completarlas, nos hacen ser cómplices de su significado y participar, por un instante, en su realización.


FUENTES:
"Los zapatos en el paseo del Danubio", en Nazi Holocaust Films (Blog) [En línea] <http://peliculasdelholocaustojudio.blogspot.com.es/2012/06/los-zapatos-en-el-paseo-del-danubio.html>
"Headington Shark", en John Buckley Sculptor [En línea] <http://www.johnbuckleysculptor.co.uk/Headington%20Shark.html>
"Architectural Fragment", en City of Melbourne. Outdoor Artworks, octubre 2009, p. 4. 

DE LAS IMÁGENES:
"Medusa de medusas", en mireiarteymusica (Blog) [En línea] <https://mireiarteymusica.wordpress.com/tag/perseo/>
"Las 36 esculturas más curiosas y creativas que podrás ver por el mundo", en Numaniáticos. Web sobre curiosidades [En línea] <http://www.numaniaticos.com/esculturas-mas-curiosas-y-creativas/>
Neil Dawson [En línea] <http://www.neildawson.co.nz/index.php?mact=Album,cntnt01,default,0&cntnt01albumid=67&cntnt01returnid=124>
Bruno Catalano [En línea] <http://brunocatalano.com/sculpture-bronze/sculpture-en-bronze-bruno-catalano.php?ref=2&galerie=1&ss=50>
Isaac Cordal [En línea] <http://cementeclipses.com/Works/follow-the-leaders/>



16.2.15

...Y SE MANTUVO EN SUS TRECE

Recibimos hoy la noticia del fallecimiento del escultor Sergio Blanco. 
Conocido más por su faceta musical (formó, junto a su esposa, el dúo Sergio y Estíbaliz, un imprescindible en el panorama lírico de los años setenta y ochenta), pocos saben que en los últimos años había estado dedicado a la escultura. Hizo muchas obras de pequeño formato, pero también le llegaron encargos de esculturas que hoy podemos contemplar al aire libre.
Una de ellas, la del Papa Luna, llamó nuestra atención y, en octubre de 2012 le dedicábamos una entrada, para cuya redacción el escultor nos atendió con mucha amabilidad y nos aportó datos e imágenes.
Sirva hoy su relectura para rendirle, desde aquí, nuestro pequeño homenaje.

Sergio Blanco, in memoriam.

En noviembre de 2007, Peñíscola rindió tributo a uno de sus personajes más conocidos, el Papa Luna, que pontificó bajo el nombre de Benedicto XIII y convirtió la localidad en sede de un sector del cisma de occidente durante más de treinta años.



La efigie en bronce, de dos metros de altura y 700 kilos de peso, fue realizada por el artista Sergio Blanco que, a buen seguro, muchos de los que lean esta entrada conocen por otra actividad artística que nada tiene que ver con las artes plásticas. 
Financiada por la Diputación de Castellón, fue fundida en Antequera, y en su realización colaboraron los escultores José Manuel Patricio Toro y Francisco Javier Galán.
Está situada en la zona rocosa de la entrada, justo al lado de la iglesia.
Se trata de una figura sedente, de aspecto anciano, que porta capa, tiara e ínfulas.

Según el propio autor:  
He pretendido representar la actitud de un hombre profundamente preocupado 
y no era para menos, a tenor de lo que la historia nos cuenta del personaje:


El Papa Luna, obra de Sergio Blanco. Peñíscola. 2007. Foto: Gaspar Muñoz Cosme

PEDRO MARTÍNEZ DE LUNA nace en 1328 en Illueca, una pequeña población zaragozana, en el seno de una familia de la nobleza aragonesa.


Estudió Derecho Canónico en Montpellier, disciplina en la que alcanzó el grado de doctor, y fue canónigo de Cuenca, arcediano de Zaragoza y preboste de  Valencia. 
En 1375 el papa Gregorio XI le nombra cardenal diácono y con él viajó desde Avignon a Roma.


Tres años más tarde muere el Papa y el cónclave se reúne para designar un sucesor. Sin embargo la composición del entonces colegio cardenalicio (16 miembros divididos en tres facciones: partido limosín, partido francés y partido italiano) y la reciente vuelta de la silla papal a suelo romano, proporcionaron una elección difícil. El pueblo romano temía que si se designaba un papa francés, la Sede Pontificia volviera a Francia, preocupación a la que se sumó el hecho de que faltaran seis cardenales, que se habían quedado en Avignon, más otro que ejercía la representación en el congreso que se estaba celebrando en Sarzana. 



http://www.amicsdelpapaluna.org/images/stories/varios/sergioblanco02.jpg
Boceto en arcilla
Por fin, en abril, fue elegido Urbano VI con el beneplácito del pueblo, aunque sus modos dictatoriales comenzaron pronto a levantar recelo entre algunos cardenales, sobre todo del partido francés. Incluso llegó a amenazar con nombrar a más italianos con el fin de que su facción tuviese mayoría en la curia cardenalicia. 
Todo esto provocó que en agosto de ese mismo año, trece cardenales se reúnen en Anagni y redactan una declaración haciendo constar la nulidad de derecho de la elección de Urbano VI, alegando que había sido hecha bajo amenazas. Pedro de Luna será uno de los mediadores en el conflicto, aunque terminará uniéndose a los franceses, los cuales deciden entonces nombrar un nuevo papa en oposición a Urbano VI: el cardenal Roberto de Ginebra que pontificará con el nombre de Clemente VII. Luna consigue atraer las simpatías, hacia este nuevo papa, de importantes reinos cristianos; entre ellos, Castilla, Aragón y Navarra.

Cuando, en 1378, Clemente VII muere, le sucede Luna bajo el nombre de Benedicto XIII, convirtiéndose así en el segundo antipapa del gran cisma de occidente, con la promesa de abdicar en caso de que el cisma llegase a una solución; sin embargo, una vez que la tiara estaba instalada en su cabeza produjo en ella el efecto del olvido de tales promesas, haciendo incluso más profundo el cisma.

En 1409, la mayoría de cardenales de ambos bandos celebraron un consejo en Pisa, donde Benedicto XIII fue condenado por hereje. Él, no obstante, se mantuvo firme en su convicción de que era el auténtico vicario de Cristo. Incluso después de que el Concilio de Constanza (1414) resolviera el cisma con la elección de Martín V como nuevo papa, insistía en que su elección se había producido antes de la escisión. 
Se retiró a la fortaleza de Peñíscola con su modesta corte, donde falleció en 1423 sin haber renunciado jamás a su lucha.

El empecinamiento de Luna ha dado lugar a la expresión mantenerse en sus trece, haciendo referencia al ordinal de su nombre pontificio.



Sergio Blanco Rivas. (1948-2015) Escultor bilbaíno.
Su carrera comienza como un hobby. Antes de 1985 había creado algunas figuras de estilo impresionista. 
Más tarde continúa modelando en cera pequeñas estatuillas de soldados en el mejor taller de esta especialidad en España. Posteriormente esas estatuillas se convirtieron en bronces.
Su trabajo es minucioso, y sus pequeñas obras se han convertido en piezas de coleccionismo, muchas de las cuales están agotadas.
En su obra destacan las figuras de personajes históricos y, entre ellas, aquellas que van a caballo.
El formato en el que más ha trabajado está alrededor de los 50 cm. de alto.
A partir de 1998 comienza a darse a conocer en exposiciones individuales.


Otras esculturas públicas salidas de su mano, son:

- Escultura monumental del Duque de Ahumada, para la plaza del duque de Valdemoro, en Madrid, de la que existe un duplicado en la Academia de Oficiales de Guardia Civil de Aranjuez. (2003)
- Estatua ecuestre de Juan II de Castilla, en Ciudad Real. (2007)


Fuentes:
Página web del escultor Sergio Blanco Rivas

Juan B. Simó Castillo: "Entrevista a Sergio Blanco", en Asociación Amics del Papa Luna. [En línea] <http://www.amicsdelpapaluna.org/index.php?option=com_content&view=article&id=58:entrevista-a-sergio-blanco&catid=41:articulos&Itemid=65>


Noemí Oms: "Fabra honra al Papa Luna en Peñíscola con una escultura de Sergio (de Estíbaliz)", en Diario Levante. El mercantil valenciano, de 24 de noviembre de 2007 [En línea] 

<http://www.levante-emv.com/comarcas/3731/fabra-honra-papa-luna-peniscola-escultura-sergio-estibaliz/374254.html> 

"Personaje Papa Luna. Benedicto XIII", en arteHistoria. Junta de Castilla y León [En línea] <http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/personajes/5237.htm>


"El Papa Luna", en Paseando por la Historia [En línea] <http://paseandohistoria.blogspot.com/2009/03/el-papa-luna.html>


Agradecimientos:

A Sergio Blanco, por facilitarme información.
A Gaspar Muñoz Cosme, por ceder la fotografía.

24.12.14

PRIMER CONCURSO INTERNACIONAL MUSEO A CIELO ABIERTO DE BOGOTÁ

La Secretaría de Cultura Recreación y Deporte (SCRD ), la Transportadora de Gas Internacional S.A. ESP y el Grupo de Energía de Bogotá TGI S.A. ESP, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), y la Fundación Escuela Taller de Bogotá se unieron para abrir el Primer Concurso Internacional Museo a Cielo Abierto Ciudad de Bogotá, el cual busca premiar con cien millones de pesos ($100.000.000) una propuesta de obra de arte que será ubicada en la calle 19 con carrera 3a, sector de Las Aguas. 
La iniciativa busca reconocer el arte público en la capital y alentar a la empresa privada para que apoye  los trabajos de creación acordes a la importancia que han logrado nuestros artistas en la escena internacional, así como promover el patrimonio cultural de la ciudad con obras de carácter permanente y aportar a la revitalización del Centro Tradicional de la ciudad.

Así mismo, se pretende que la obra ganadora sea un nuevo hito o símbolo en Bogotá, que active relaciones entre los ciudadanos y el entorno urbano y natural.
El premio está dirigido a artistas o colectivos, nacionales y/o extranjeros y consta de cien millones de pesos ($100.000.000). La propuesta ganadora contará con una bolsa de recursos de hasta doscientos millones de pesos ($200.000.000) para la producción de la obra en el año 2015, que estará coordinada por el artista ganador y  desarrollada por un equipo residente en Bogotá. Se espera que la obra quede instalada antes del mes de octubre de 2015
Las propuestas se recibirán del 23 al 27 de febrero de 2015 en las instalaciones de la SCRD (Carrera 8 Nº 9-83). 
Adicionalmente, se efectuarán jornadas informativas de las condiciones del concurso el 15, 20 y 29 de enero de 2015 en la Secretaría y vía streaming. El 22 de enero y 5 de febrero serán vía streaming en inglés. 

19.12.14

TIEMPO DE ADVIENTO

El siglo XX trajo consigo una nueva focalización de los temas en la escultura pública. Si, anteriormente, los monumentos eran hitos donde poner de relieve las hazañas o proezas de determinadas personalidades, los hechos heroicos que pervivieron en la historia o la dignidad de personajes destacados por uno u otro motivo, al traspasar la mitad del siglo pasado comienza a erigirse una serie de monumentos, de esculturas urbanas, donde el tema de homenaje desciende a lo popular, a los temas identitarios de cada localidad e, incluso, a oficios y profesiones que vislumbrando el siglo XXI corrían riesgo de desaparecer.

Esparteros, encajeras, pescateros, alfareros, lecheras, agricultores, fueron ocupando con su inmovilidad sitios de la ciudad y rincones de la memoria, y dejándonos patente su existencia imprescindible en la vida cotidiana de un tiempo no tan lejano.


Entre esos oficios hay uno que permanece y reaparece, cada año, cuando el primer aire del norte se decide a hacer bajar las temperaturas hasta el punto de hacernos sacar la bufanda y los guantes del armario. 

Un día cualquiera de octubre, o de noviembre si estamos más al sur, aparecen las castañeras apostadas en los rincones más transitados de la ciudad, como auspiciadoras del invierno, invitándonos a comprar una pequeña calefacción portátil que, además, nos permite degustar uno de los frutos más exquisitos del otoño.

Bien es verdad que, algún año, el oficio no se ha dejado ver hasta bien entrada la estación, pero de lo que no hay duda es de que, en el periodo previo a la Navidad, en Adviento, las castañeras se colocan entre tenderetes de artesanías, junto a la fachada minimalista de un banco o frente a los grandes almacenes más concurridos en esas fechas y nos proporcionan un cucurucho que antaño, además, contenía noticias y carteleras, lleno de castañas recién asadas, y cuyo sabor no sabemos disociar de esa época del año.


Ya en los años sesenta hubo un artista gráfico que dignificó el oficio haciéndolo protagonista de un cuento troquelado que formó parte de la infancia de muchos españoles. Ferrándiz, el dibujante de caritas dulces, nos hizo valorar los sinsabores de ese oficio en Mariúca la castañera.



A finales de siglo, en 1999, la ONCE regaló a la ciudad de Palencia una escultura que fue colocada en la transitada Calle Mayor palentina.
Se trata de una obra pequeña, que muestra a la castañera ante el brasero, con vestidura hasta los pies, toquilla de lana y pañoleta en la cabeza.





De volúmenes rotundos, desecha el realismo detallista de las formas, centrando el foco de atracción en la actitud. En su reducido espacio, la figura permanece atenta a la rasera que sostiene en una de sus manos o, puede ser, mantiene la mirada perdida mientras piensa en cómo afrontar el día siguiente.

Lo más sorprendente nos atrapa cuando leemos la placa que aparece en el pedestal:
“LA CASTAÑERA” Autor DANIEL CALVO PÉREZ (CIEGO).

Es la obra de un artista que ha configurado los volúmenes basándose en el tacto, que ha modelado cada pliegue, cada detalle, prefigurándolo bajo las huellas de sus dedos y que, como resultado, nos ha regalado la vista con la figura de un oficio que forma parte de nuestra memoria emotiva.




Una reproducción de la escultura forma parte del denominado Museo Tiflológico, concebido por la ONCE, e inaugurado en 1992, para que los visitantes puedan tocar el arte, sin cortapisas, y apreciar con sus manos las pinceladas, las texturas y las formas de las obras expuestas; obras que forman el patrimonio cultural de la organización y que, en su mayoría, han salido de las manos de personas que,  frenadas por su condición física, demuestran que su voluntad no tiene límites.

FUENTES:
"La castañera", en Museo Tiflológico. ONCE [En línea] <museo.once.es/home.cfm?id=42&nivel=1&detallep=101>
Imagen de Mariúca la castañera en Pinterest [En línea] <www.pinterest.com/pin/389561436491008889>