TRADUCTOR

Buscar este blog

19.12.16

EL APÓSTOL DEL NIÑO

Manuel de Tolosa Latour fue un médico español que se distinguió por su esfuerzo y dedicación a la protección de la infancia.

Nació en Madrid el 8 de agosto de 1857Hizo sus estudios de Medicina en el Colegio de San Carlos donde, tras licenciarse en 1878, realizó su doctorado.

Fue ayudante del doctor Martínez Molina, al que sucedió en la dirección del Instituto Biológico; también dirigió el Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón de Jesús, en el que organizó una enfermería de más de 200 plazas. 


Ganó, por concurso, la plaza de médico del Hospital del Niño Jesús, institución a la que representó en el  Congreso de Protección de la Infancia de París de 1883; allí presentó un magnífico informe sobre «Reorganización de los hospitales de niños». También representó a España en el Congreso de Protección de la Infancia de Amberes, en 1890, y en el de Ginebra en 1896.


Fue socio de la Academia Médico-Quirúrgica Española, de la de Histología, de la de Terapéutica y Farmacología y del Ateneo de Madrid; presidió la Sociedad Frenopática Española y fue secretario de la Sociedad Protectora de los Niños, de Madrid, y de las similares de Cuba y de París.


Por sus obras y publicaciones recibió numerosos galardones, entre ellos, la Medalla de Oro en la Exposición de Higiene de la Infancia de París.


Creó los Sanatorios Marinos para Niños y el Consejo Supremo de Protección de la Infancia, desde donde promovió disposiciones para la protección infantil.


Ingresó en la Real Academia de Medicina en 1900, en la sección de Higiene, Epidemiología y Demografía.


En 1889 contrajo matrimonio con Elisa Mendoza Tenorio, gran actriz que había estado prometida con el dramaturgo, académico y político español Adelardo López de Ayala y Herrera hasta que éste falleció en 1879. 




















Mendoza se unió a su marido en la defensa y protección de la salud infantil, labor que continuó aún después de quedar viuda. No tuvieron hijos.

















Tolosa  Latour murió repentinamente en 1919, dejando tras de sí una sentida estela de reconocimientos y homenajes.


El prestigio y nombre adquiridos como clínico infantil y toda su labor en defensa de los más pequeños le hizo hacerse valer como un verdadero Apóstol del Niño.



En 1925 la ciudad de Madrid le rindió homenaje con un monumento colocado en el parque del Retiro.

El 13 de mayo de ese año, la comisión del Ministerio de la Gobernación encargada para erigirle el monumento, propuso al Ayuntamiento de Madrid que se ubicara inmediato a la Rosaleda, pues era un lugar donde corrientemente se congregaban muchos niños; y allí se inauguró, el 12 de noviembre, con una gran concurrencia de público.


El escultor encargado de su realización fue el valenciano José Pascual Ortells, del que ya hablamos en este blog, en la entrada El mejor Otelo.



El cuerpo principal del monumento está constituido por un pilar sobre el que descansa el busto del médico, todo realizado en piedra caliza. 


















En el frente principal se adosa un grupo de figuras subsidiarias realizado en bronce, para el que Ortells tomó como modelos a su esposa y su hijo; está conformado por una mujer de pie, ataviada con una túnica al modo clásico, que sostiene en sus manos un niño desnudo y lo eleva hacia el busto del doctor. 














El niño parece querer acariciar, con una de sus manitas, las letras de bronce sobrepuestas, en las que se lee: TOLOSA LATOUR. 




Estas figuras de bronce fueron fundidas en el taller de los Hermanos Codina, en Madrid.


En el lateral derecho del pilar aparece la inscripción incisa: 

LEY DE PROTECCION A LA INFANCIA 
12 AGOSTO 1904 

SANATORIO DE SANTA CLARA (CHIPIONA) 
12 OCTUBRE 1892










y en el izquierdo: 

AL EXMO. SR. DR. D. MANUEL DE TOLOSA LATOUR. NACIÓ EL 8 DE  AGOSTO 1857. 
+ EL 12 DE JUNIO DE 1919. 
PATRICIO INSIGNE Y MÉDICO ABNEGADO, PROTECTOR DE LA MADRE Y DEL NIÑO. 












En la necrológica que se le dedicó en la sesión del 14 de junio de 1919 en la Real Academia de Medicina, el presidente de la corporación, Carlos María Cortezo y Prieto de Orche, decía de él:
Era Tolosa uno de los últimos representantes de este tipo, que hoy casi ya no se encuentra, del médico de familia en el que se considera, no ya al especialista ni al profesional, sino al hombre cariñoso que atendía a los niños y consolaba a los padres, les daba a éstos sano el ser querido y cuando la cosa era irremediable, les consolaba en su desgracia con la bondad infinita de su gran corazón. Yo, que he convivido mucho con él, sé que casa en que entraba como médico era casa en que quedaba considerado como miembro de la familia.

FUENTES:
"1900-Tolosa y Latour, Manuel", Real Academia Nacional de Medicina [En línea] <http://www.ranm.es/academicos/academicos-de-numero-anteriores/807-1900-tolosa-y-latour-manuel.html>

"Adelardo López de Ayala", Guadalcanal [En línea] <http://guadalcanalfundacionbenalixa.blogspot.com.es/2008/11/adelardo-lpez-de-ayala.html>

CASTROVIDO, Roberto: "Doña Elisa Mendoza Tenorio", La Voz, 01/01/1930, p. 1.

"Manuel Tolosa Latour", Casino de Madrid [En línea] <http://www.casinodemadrid.es/sp/revista/Revista46/PDF/056-057%20Tolosa%20Latour.pdf>

"Monumento al doctor Tolosa Latour, obra del escultor José Ortells", ABC, 11/10/1925, p. 12.
RODRÍGUEZ PÉREZ, Juan Félix: Manuel Tolosa Latour (1857-1919) y Elisa Mendoza Tenorio (1856-1929): precursores de la protección a la infancia en España, El Futuro del Pasado, 5, pp. 355-378 [En línea] <http://dx.doi. org/10.14516/fdp.2014.005.001.014

"Sesión necrológica del 14 de junio de 1919 (Fallecimiento del doctor Tolosa Latour)", Anales de la Real Academia Nacional de Medicina - 1919, Tomo XXXIX, Cuaderno 1, pp. 413-426.

"Tolosa Latour", Monumentamadrid [En línea] <http://www.monumentamadrid.es/AM_Monumentos5/AM_Monumentos5_WEB/index.htm#mon1.8284>



FUENTES DE LAS IMÁGENES:

KALUAK: "El doctor Tolosa Latour", Wikimedia [En línea] <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ed/El_doctor_Tolosa_Latour%2C_de_Kaulak_%28cropped%29.jpg>

"Elisa Mendoza Tenorio, intérprete de 'Las mujeres que matan'", Find a grave [En línea] <http://www.findagrave.com/cgi-bin/fg.cgi?page=pv&GRid=80947338&PIpi=52780217>

LUQUE DE SORIA, Manuel: "Elisa Mendoza Tenorio" [Litografía]. Museo Lázaro Galdiano [En línea] <http://ceres.mcu.es/pages/Main?idt=134208&inventary=09921&table=FMUS&museum=MLGM>

"Manuel de Tolosa Latour", Wikimapia [En línea] <http://wikimapia.org/35038668/es/Manuel-de-Tolosa-Latour-monumento#/photo/5487471>

"La Rosaleda", El Retiro y yo [En línea] <http://elretiroyyo.com/rosaleda/rosaleda.html>

"Parque del Retiro. Monumento a Tolosa Latour", Madrid en Foto [En línea] <http://enfotomadrid.blogspot.com.es/2014/08/parque-del-retiro-monumento-tolosa.html>

"La madre y el hijo del monumento a Tolosa Latour, por José Ortells. El Retiro. Madrid", Flickr [En línea] <https://www.flickr.com/photos/madridlaciudad/3527918511/in/photolist-egHf8n-dsG1BZ-ej8Uu3-pJ7MLP-bbLndP-azcPyu-fxWbKm-kPDoVW-ca5cCJ-bbLnqP-kPDp8u-6nKvwc-6nKvge-7FwcvQ-6mZTmo-q1tQon-egQki1-kPBpq8-pM4y4a-aF95LY-nDWnaY-adAob3-mwfwkg-mwfn5T-pojrUB>

La Esfera: Ilustración mundial, año XII, nº 620, 21/11/1925, p. 5, Biblioteca Virtual de Prensa 
Histórica [En línea] <http://prensahistorica.mcu.es/es/catalogo_imagenes/grupo.cmd?posicion=5&path=4054500&forma=&presentacion=pagina>

22.9.16

FIEL POR NATURALEZA

No deja de sorprendernos el hecho de viajar y descubrir a artistas que, por circunstancias vitales, no tuvieron en su momento la debida repercusión en nuestro país.

En Zamora, esa ciudad tranquila y amable donde el tiempo parece detenerse para dejar paso a un ritmo de vida sosegado, se encuentra la Fundación Baltasar Lobo, constituida para conservar, exhibir, divulgar y promover la obra de Baltasar Lobo Casquero, un escultor que investigó y quedó inmerso en las nuevas corrientes artísticas del París de mediados del siglo XX y supo evolucionar después hasta las formas más vanguardistas que remiten a las esculturas de Moore.

Nacido en Cerecinos de Campos (Zamora) en 1910, en el seno de una familia modesta, mostró desde niño unas dotes especiales para la escultura. Estudió dibujo en Benavente y, con solo doce años, ingresó en el taller del escultor Ramón Núñez en Valladolid, circunstancia que le permitió conocer a los grandes de la escultura castellana.

Obtuvo una beca de la Diputación Provincial de Zamora que le permitió, además de mantenerse en Valladolid, ir a estudiar a la Academia de San Fernando, en Madrid, aunque las enseñanzas que allí obtuvo le decepcionaron y la abandonó a los pocos meses.







Su estancia en Madrid le permitió trabajar tallando en madera y asistir a cursos nocturnos; también en la ciudad capitalina entró en contacto con el movimiento anarquista y pudo participar del ambiente artístico que se respiraba en la Escuela de Vallecas, en la Sociedad de Artistas Ibéricos y en la Residencia de Estudiantes; esta última organizó una exposición titulada Españoles Residentes en París en la que Lobo pudo conocer la obra de Gargallo, Hugué, Fenosa, Dalí, Alberto y Palencia.

Fue un asiduo visitante del Museo Arqueológico Nacional donde la sencillez de la escultura ibérica se le reveló como un motor para su obra que le marcaría una guía de por vida.





Aunque sus posición económica era modesta, en 1935 viajó a París para conocer las vanguardias. Fue en esa época cuando conoció a la que fue su esposa, Mercedes Comaposada Guillén, una mujer culta, independiente y militante libertaria, con la que compartió no solo su vida, sino también sus ideas y su pasión por el arte.

Lobo colaboró como ilustrador en varias publicaciones de signo anarquista: Campo Libre, Mujeres Libres y Umbral, y en Armas y Letras, editada para difundir las actividades de las Milicias de la Cultura creadas por la República. Sus dibujos tenían un lenguaje formal que bebía del postcubismo y del expresionismo alemán.

Cuando estalló la Guerra Civil se enroló en la Milicias Confederales del ejército popular y, junto con su compañera Mercedes, se integró en Tierra y Libertad, en Barcelona, donde enseñaba a leer y escribir a los combatientes.


Antes de finalizar la guerra, fue acogido en el campo francés de Argèles-sur-Mer, de donde consiguió escapar y, tras reunirse con su mujer, instalarse en París; allí entró en contacto con Picasso y Henri Laurens, al que le unió, con el tiempo, una gran amistad.


Formó parte de la llamada Escuela de París. Participó en varias exposiciones colectivas junto a los grandes artistas del momento. Es destacable la que tuvo lugar en Praga en 1946 bajo el título "Artistas españoles republicanos de la Escuela de París", en la que su obra dialogó con la de otros exiliados de la talla de Picasso, Óscar Domínguez, Julio González y Clavé, entre otros.
A partir de los años cincuenta los encargos de galerías de Francia, Venezuela, Suiza, Luxemburgo, Japón e, incluso, de Madrid y Barcelona, en España, se sucedieron. Lobo, sin embargo, nunca perdió la perspectiva de sus ideales, que se reflejó en una forma de vida invariable y en una entrega absoluta a su pasión por la escultura.





En 1953 realizó los dibujos para una edición de Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez que apareció en París, gracias a la intervención del editor Antonio Soriano.

En 1986 se celebró en Zamora la Bienal de Escultura Ibérica Contemporánea, en la que Lobo estuvo representado con cuarenta obras. Ése fue el inicio de la colección que hoy integra el Museo Baltasar Lobo.




A lo largo de su carrera recibió los siguientes premios:

Premio André Susse de Escultura (1958)
Premio Jacques Lenchener (1974)
Premio Oficial de las Artes y las Letras (Francia, 1981)
Orden Andrés Bello del Gobierno de Venezuela (1989)
Medalla de Oro Susse Fréres Fondeul
Premio Nacional de Artes Plásticas (1984)
Premio de Castilla y León de las Artes (1985)

Su obra situada en lugares públicos:
Madre y Niño, 1947. Plaza de los Momos, Zamora.
Mère et enfant, 1947. La Ciotat, Francia.
A los españoles muertos por la libertad, 1948. Annecy, Francia.
Maternité, 1953. Ciudad Universitaria de Caracas, Venezuela.
Stella, 1956. La Guaira, Venezuela.
, 1961. Jardín de Floralíes, París, Francia.
Stella, 1972, Parque del Castillo, aledaños del Museo Baltasar Lobo, Zamora.
Al aire libre, 1980, Parque del Castillo, aledaños del Museo Baltasar Lobo, Zamora.
Homenaje al poeta León Felipe, 1983, Parque León Felipe, Zamora.
Corsuelles, 1946-1968, Jardines del Castillo, cerca del Museo Baltasar Lobo y la Catedral, Zamora.

Baltasar Lobo falleció en París a la edad de 83 años.

En 2003 se constituyó la Fundación Baltasar Lobo.



Su obra, según sus propias palabras, parte de la figuración y "se hace abstracción que se simplifica, que se sintetiza. Y por simplificar las realidad entiendo concentrar la emoción con el fin de sentirla y comunicarla directamente."

María Bolaños, que ha estudiado a fondo la figura de Lobo, dice de él:
"Era fiel por naturaleza, porque tenía un fondo insobornable que lo abarcaba todo (...). Vivió siempre en la misma casa (...) llevó siempre la misma gabardina, quiso siempre a la misma mujer, conservó siempre los mismos amigos y, en el fondo, siempre esculpió el mismo desnudo."
El silencio del escultor. Baltasar Lobo 1910-1993.



FUENTES:
Museo Baltasar Lobo. Folleto divulgativo del museo.
Fundación Baltasar Lobo [En linea] <www.fundacionbaltasarlobo.com>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
Imágenes de Baltasar Lobo: "Baltasar Lobo", Hacer camino [Blog] <http://angelinahacercamino.blogspot.com.es/2014/09/baltasar-lobo.html>






2.6.16

LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA

La Batalla del Ebro fue el combate más intenso que hubo entre las tropas republicanas y las nacionales durante toda la Guerra Civil Española.
El enfrentamiento, iniciado el 25 de julio de 1938, supuso la pérdida de miles de hombres y decidió el final del conflicto bélico a favor de las tropas sublevadas.


Recién finalizada la guerra, el arquitecto municipal de TortosaAgustín Bartlett, hizo el primer diseño de un monumento para rendir homenaje a los vencedores del mencionado episodio. El monumento consistía en un pedestal de 28 metros de alto coronado por un águila imperial, símbolo de imperio y conquista. 

En medio del río, a su paso por la ciudad, había quedado en pie uno de los pilares del antiguo puente de la Cinta, construido en 1895 para sustituir a un puente de barcas que se había destruido tras un incendio. El puente de la Cinta fue volado por los republicanos en su retirada a la margen izquierda del río durante la contienda del Ebro.

El pilar que había quedado en pie hundía su cimentación 17 metros bajo el lecho del río, por lo que se pensó que convenientemente restaurado podría servir de base a un monumento vertical que reflejara la grandeza que de él esperaban las autoridades franquistas.

Sin embargo no se llegó a construir y no fue hasta 1964 cuando, con motivo de los denominados 25 Años de Paz, el gobierno impulsó la erección del monumento.


El 27 de noviembre de 1962, el escultor Lluís Maria Saumells, entonces director de la Escuela Taller de Arte de la Diputación, fue convocado por el gobernador civil a una reunión, con el presidente de la diputación y el alcalde de Tortosa, en la que se le encargó la maqueta del futuro Monumento a la Batalla del Ebro

Seis días más tarde la maqueta ya estaba hecha y era llevada por el gobernador civil a Madrid. Posteriormente se harían cinco maquetas más, dos en escayola, una de ellas a mayor escala y tres en hierro, ya que los ingenieros desaconsejaban la utilización del cemento armado.
La realización del monumento contó con la concurrencia de diversas empresas del sector de la construcción que asumieron las diferentes tareas que intervenían en la obra.




Saumells hizo un cuidadoso seguimiento de todo el proceso del monumento al que dedicó dos años de su vida profesional renunciando a otros encargos. 

Además de las maquetas, el artista modeló la figura del combatiente y realizó en hierro la del águila. 

También proyectó y dirigió la gran estrella de coronación, de aluminio y plástico, el encofrado de la pilastra y diseñó la cruz monumental, entre otras tareas. Todos estos trabajos supusieron 250.000 pta. del coste final, que ascendió a 3.500.000 pta.
La obra se finalizó el 13 de noviembre de 1964 y fue inaugurada el 21 de junio de 1966 por Franco en un viaje programado a Cataluña.







La descripción del monumento, en la época en la que fue erigido, era la siguiente:
Sobre dicho pilar se construye, pues, el citado monumento, que consta de dos torres de hierro: la principal tiene una altura de veintiséis metros y sostiene una figura de bronce dorado, de cinco metros, representando a un combatiente levantándose con gesto apasionado en ademán de colocar una estrella en la bóveda celeste.En su frontal, esta torre lleva una gran Cruz de Santiago.

La otra torre, delantera en el sentido de aguas abajo del río, tiene dieciséis metros de altura y está presidida por un águila de hierro que lleva entre sus garras el Víctor del Caudillo.En la parte posterior del monumento, una gran cruz metálica de doce metros evocará a todos los muertos en la batalla.

La estrella con la que culmina el monumento es de duro aluminio, con varillas de plástico y cobre formando las puntas; en su interior, una lámpara de mercurio de mil Watios dejará escapar por pequeños ojos de vidrio los rayos luminosos. La torre principal estará también iluminada mediante vitrales colocados en el gran armazón de hierro para la salida de luz proyectada por un sistema de iluminación interior, que realzará las cruces y desgarrones a modo de metralla formados en el cuerpo de la torre metálica.


La cuestión es que, según cuenta Víctor Esquerré, que entonces trabajaba en la empresa Hijos de Miguel Mateu encargada de los trabajos de hierro del monumento, en un principio la idea fue la de homenajear a los caídos en ambos bandos y en el trazado original no existía ningún símbolo definidor de una u otra ideología. 


De hecho, en el diario La Vanguardia Española que cuenta la inauguración, el pie de la foto menciona a los caídos en un bando o en otro.













Sin embargo, parece ser que durante el tiempo que transcurrió entre que se acabó el monumento y su inauguración, se le colocó el víctor del dictador entre las patas del águila y el que entonces era el escudo nacional, hecho que, según comentan sus allegados, disgustó a Saumells.















En 1985, con la democracia ya implantada, y ante la polémica que podían suscitar los símbolos franquistas, se retiró el víctor de las patas del águila, pero con la entrada en vigor de la Ley de la Memoria Histórica en 2007, se reavivó la polémica.

El 1 de septiembre de 2008 se retiraron las placas que conmemoraban la inauguración del monumento y que estaban colocadas en ambas riberas del río.










El pasado 3 de marzo el pleno del Parlamento de Cataluña aprobaba, por sólo un voto, una moción de la CUP que instaba al Ayuntamiento de Tortosa a retirar "sin ningún tipo de consulta o dilación" el conjunto escultórico. La votación salió adelante por 43 votos a favor, 42 en contra y 46 abstenciones.



El 29 de mayo, ocho mil quinientos vecinos de Tortosa del total de 28.500 que viven en la localidad votaron en la consulta popular organizada por el Ayuntamiento para decidir la retirada o no del monumento. Un 68 por ciento de los votantes optó por mantener la escultura.









Dos días después, el abogado especializado en memoria histórica Eduardo Ranz presentó una demanda ante el Juzgado Contencioso Administrativo de Tarragona contra el Ayuntamiento de Tortosa en relación con el monumento. El símbolo fascista, según Ranz, fue alzado para conmemorar la victoria del bando nacional durante la conocida como batalla del Ebro.

Ranz considera que la consulta nunca debió realizarse, “puesto que la verdadera votación se produjo hace 9 años en el Congreso con la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica”. El principal argumento de la demanda presentada sostiene que, con la retirada del monumento, únicamente se solicita el cumplimiento del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, el cual, en sus dos primeros puntos, dice:
Artículo 15. Símbolos y monumentos públicos.
1. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.
2. Lo previsto en el apartado anterior no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley.


El monumento fue fruto de un momento histórico, no tiene imitaciones o parecidos en ningún otro lugar y, por su valor artístico, está catalogado como Bien Integrante del Patrimonio Cultural Catalán.


La polémica está servida.



























----------------------------------------------------------------------------------------------------------
LLUÍS MARIA SAUMELLS PANADÈS (Gironella, 1915 – Tarragona 1999).
Escultor, pintor y dibujante español.

Sus primeros pasos en el campo de la escultura los dió en Tarragona, en los talleres de la fundición Arana i Bru.
Su primera exposición la realizó en 1934 en el Ateneo Tarraconense.
Se marchó a París en 1946 becado por el gobierno francés y por la Dirección General de Relaciones Culturales del gobierno español.
En 1948 expuso en la Asociación de Prensa de Barcelona.
En 1949 entró como profesor de la Escuela Taller de Arte de la Diputación de Tarragona, de la que, a partir de 1952, sería director hasta su jubilación.
En 1950 instaló su taller en Tarragona y entró a formar parte del llamado Cercle Artistic Pere Johan.
En 1958 fue seleccionado para la 41ª Muestra Internacional patrocinada por la Fundación Carnegie de Pittsburgh.
En 1964 abrió, junto con su esposa, la Galería de Arte Crecelius.
A partir de 1988 compaginó su trabajo en Tarragona con estancias en Palma de Mallorca.

Su obra ha sido expuesta en Francia, Suiza, Alemania, Suecia y Norteamérica, además de en España.
Formó parte de la Junta de Gobierno del Patronato Pro-Arte de la Fundación General Mediterránea presidida, en aquel momento, por José Ferrer Bonsoms y que contaba con Andrés Segovia, Severo Ochoa, Ramón Castroviejo y David M. Kennedy como Patronos de Honor y fue académico de número de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi.
Impulsó la creación del Museu d'Art Modern de la Diputación de Tarragona al que, en 1994, legó su obra.


Saumells figura entre los continuadores del espíritu vanguardista que se convirtió en lenguaje artístico universal tras la Segunda Guerra Mundial y fue uno de los artistas de la renovación católica sobrevenida en occidente a partir de la contienda.

Entre sus referencias formales más evidentes se encuentra el Greco, el modernismo catalán y Picasso y, en cuanto a la temática, ésta gira en torno a dos objetos de representación: la religión y expresión de un interior cargado de angustia y soledad ante la creación de su propia obra. Estilitas, astrónomos extasiados ante el infinito, personajes angustiados que expían sus culpas y figuras afligidas que giran en torno al Cristo Crucificado componen el universo de su producción.

De sus obras públicas, cabe destacar:

Monumento a la Batalla del Ebro en Tortosa.
Monumento a Jaume I en Salou.
Santos Cosme y Damián en Vallbona de les Monges
Relieves del vestíbulo de los cines Regio y Novedades en Barcelona.

En Tarragona:
El "Maginet" (1959). Plaza Imperial Tarraco.
San Juan Bautista de La Salle y Tales de Mileto. Jardines de la Reconciliación.
Monumento a la Família. Campo de Marte.
Vestal del Monumento a Jacint Verdaguer. Plaza Verdaguer.
Esculturas en la fachada de Caixa Tarragona. Rambla Nova, 68.




FUENTES: 

"División en el independentismo y en JxSí por un monumento franquista", Crónica Global [En línea] <http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/03/division-en-el-independentismo-y-en-jxsi-por-un-monumento-franquista-34318.php>

"El monument franquista de Tortosa: 50 anys d'història i els intents frustrats de retirar-lo", ara.cat [En línea] <http://www.ara.cat/cultura/Parlament-lAjuntament-Tortosa-monument-franquista_0_1533446786.html>
“Franco en Cataluña”, NO-DO nº 1225 B, de 27 de junio de 1966, 00:05:54-00:10:26 [En línea] <http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/not-1225/1474245/>
“La Batalla del Ebro”, Guerra Civil y Revolución Social [En línea] <http://guerracivilyrevolcionnsocial.blogspot.com.es/2012/07/la-batalla-del-ebro.html>
“Víctor Esquerré: 'Trabajé creyendo que era un homenaje a ambos bandos'”, El Periódico [En línea] <http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/victor-esquerre-trabaje-creyendo-que-era-homenaje-ambos-bandos-3904544>
“L'expedient del monument de la batalla de l'Ebre”, BOLDUC. Butlletí Cultural Informatiu de l'Arxiu General de la Diputació de Tarragona, nº 4, marzo 2008, pp. 7-9. [En línea] <http://www.dipta.cat/sites/dipta/files/media/bolduc-4.pdf>
La cronologia del monument, Diari de Tarragona.com [En línea] <http://www.diaridetarragona.com/ebre/62093/la-cronologia-del-monument> 
"Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre)", Ministerio de Justicia [En línea] <http://leymemoria.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/LeyMemoria/es/memoria-historica-522007>
Lluís M. Saumells [En línea] <http://saumells.blogspot.com.es>
"Monument commemoratiu de la Batalla de l'Ebre", Patrimoni.gencat [En línea]<http://invarquit.cultura.gencat.cat/Cerca/FitxaGeneral?index=1&consulta=MSUxK21vbnVtZW50IHRvcnRvc2ElMistMSU%3D&codi=13461>
Saumells [En línea] <http://sae.altanet.org/houmuni/web/mamt/mamt-virtual/saumells/biografia.php>
"Tortosa mantiene el monolito franquista a la Batalla del Ebro y los memorialistas denuncian insumisión a la Ley", elplural.com [En línea] <http://www.elplural.com/2016/05/29/tortosa-mantiene-el-monolito-franquista-la-batalla-del-ebro-y-los-memorialistas-denuncian>
"Tortosa només retira les plaques commemoratives del monument franquista al riu Ebre", directe.cat [En línea] <http://www.directe.cat/noticia/9062/tortosa-retira-les-plaques-commemoratives-del-monument-franquista-al-riu-ebre-9062>
"Un abogado demanda al Ayuntamiento de Tortosa por su negativa a retirar un monumento franquista", infloLibre [En línea] <http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/05/31/un_abogado_demanda_ayuntamiento_tortosa_por_negativa_retirar_monumento_franquista_50589_1012.html>


FUENTES DE LAS IMÁGENES:

"El alcalde de Tortosa quiere mantener el monumento franquista y reinterpretarlo", La Vanguardia [En línea] <http://www.lavanguardia.com/r/GODO/LV/p3/WebSite/2016/05/24/Recortada/LAVANGUARDIA
_G_5239011142-403-kUvB--656x437@LaVanguardia-Web.jpg>
La cronologia del monument, Diari de Tarragona.com [En línea] <http://www.diaridetarragona.com/uploads/11572f67e966b6f.jpg
"Lluís M. Saumells en París", 1948, Saumells [En línea] <http://sae.altanet.org/houmuni/web/mamt/media/comu/saumells/retrat01-s.jpg>
"Tortosa - Monumento a la Batalla del Ebro 5.jpg", Wikimedia Commons [En línea] <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6a/Tortosa_-_Monumento_a_la_Batalla_del_Ebro_5.JPG>
"Monument commemoratiu de la Batalla de l'Ebre", Patrimoni.gencat [En línea]<http://fitxers.cultura.gencat.cat/Dades_nucli_p/Arquit_imatges/fotografies/013461101.jpg>
"Tortosa: el homenaje a los caídos en la Batalla del Ebro, homenaje de paz y de concordia", La Vanguardia Española [En línea] <http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1966/06/22/pagina-6/32654215/pdf.html?search=monumento%20ebro>
"falange concejo nº 3 mayo -junio 1966 franco inagura el monumento batalla del ebro en tortosa", todocoleccion.net [En línea] <http://cloud2.todocoleccion.net/tc/2015/10/10/19/51772369_28074253.jpg>
"Tortosa - Monumento a la Batalla del Ebro 4.jpg", Wikimedia Commons [En línea] <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7f/Tortosa_-_Monumento_a_la_Batalla_del_Ebro_4.JPG>
"Tortosa, monumento conmemorativo de la batalla del Ebro", todocoleccion.net [En línea] <http://cloud2.todocoleccion.net/postales-tarragona/tc/2015/04/27/18/49077027.jpg>




23.3.16

UN ÁTOMO DE OPTIMISMO


La historia del Atomium es ante todo la del amor de los belgas por un edificio fuera de lo común y simbólico de un estado de espíritu que casa con humor la audacia estética y la maestría técnica. Insólito e inolvidable por su aspecto, el Atomium posee una rara cualidad: la de poner a todos de buen humor y conceder sueños maravillosos.
Diane Hennebert, 2008


La Exposición Universal e Internacional de Bruselas de 1958 era la primera que se celebraba tras la Segunda Guerra Mundial, en plena Guerra Fría. Los gobiernos aliados de Europa Occidental aprovecharon para mostrar sus éxitos de guerra, mientras que los del Eje intentaron limpiar su imagen de cara al mundo.

Pero aparte del aspecto político, la exposición fue relevante por la variedad de elementos científicos que se presentaron, entre ellos el que llevó la española Ángela Ruiz Robles, denominado enciclopedia mecánica, que fue precursor del actual libro electrónico y le valió la medalla de bronce de la exposición.

Bélgica sorprendió con un cristal elemental de hierro agrandado 165 millones de veces que fue concebido por el ingeniero André Waterkeyn.








La composición alcanzaba una altura de 102 metros y estaba formada por nueve esferas conectadas entre sí que fueron adaptadas por los arquitectos André y Jean Polak. Estaba íntegramente forrado de acero inoxidable.





El Atomium fue, sin duda, el símbolo de la exposición. Con él se expresaba la voluntad democrática de alcanzar la paz entre todos los países y avanzar en el progreso, tanto técnico como científico. 

Planteaba, por tanto, una visión optimista del futuro de un mundo nuevo, moderno y muy tecnológico que debía posibilitar que se viviera mejor. Un mundo en el que cabía la utilización, con fines pacíficos, de la energía atómica (scanner médico, producción de energía eléctrica); este planteamiento fue, indudablemente, algo determinante para la concepción del Atomium como símbolo de esa voluntad.

Su existencia tenía los días contados, pues debía desmontarse al finalizar la exposición, pero fue tal su éxito y alcanzó tal popularidad, que se decidió incorporarlo al paisaje de Bruselas, quedando así como símbolo permanente de futuro y buena voluntad.


En 2006 fue restaurado y, actualmente, no es solamente una forma para contemplar, sino que es visitable y, en su interior, alberga un museo con colección permanente y exposiciones temporales.

Totem-faro en el cielo de Bruselas; ni torre, ni pirámide, un poco cúbico, un poco esférico, a medio camino entre la escultura y la arquitectura; especie de ovni en la historia cultural de la Humanidad, su acero inoxidable lo convierte en un espejo en el que refleja tanto el pasado como el futuro, confrontando nuestras utopías de ayer y nuestros sueños de mañana.

El Atomium es, a la vez, un objeto, un lugar, un espacio, una utopía y un símbolo único en el mundo que escapa a cualquier clasificación.

Cincuenta años después sigue encarnando esas ideas de futuro y universalidad y perpetúa, a través de su programación cultural, lo planteado en 1958. ¿Qué tipo de futuro queremos para mañana?.


FUENTES:
ATOMIUM site officiel de l'Atomium [En línea] <http://www.atomium.be/History.aspx?lang=fr>

"La Exposición Universal e Internacional de Bruselas (Expo 1958)", eJournal USA [En línea] <http://web.archive.org/web/20081121205044/http://usinfo.state.gov/journals/itps/0406/ijps/brussels.htm>

"Exposición General de primera categoría de Bruselas (1958)", Wikipedia [En línea] <https://es.wikipedia.org/wiki/Exposición_General_de_primera_categor%C3%ADa_de_Bruselas_(1958)>


FUENTES DE LAS IMÁGENES:

"After the party", One stop arts [En línea] <http://onestoparts.com/review-after-the-party-legacy-of-celebration-riba>

megaconstrucciones.net [En línea] <http://megaconstrucciones.net/?construccion=atomium>

"Atomium", Rollgum.com [En línea] 
<http://www.rollgum.com/wp-content/uploads/2015/10/Andre_WATERKEYN.jpg>