TRADUCTOR

Buscar este blog

1.11.15

LUTO POR JOSELITO

Noviembre comienza con el homenaje y el recuerdo para aquellos seres queridos que nos dejaron. Los cementerios se llenan de flores y, por unos días, vuelve la luz y el trasiego a los lugares que, habitualmente, están en silencio.


El paseo por los camposantos ofrece a menudo sorpresas artísticas que, por su situación, no son suficientemente ponderadas. Las obras de autores de primera fila conviven con las de otros más modestos e, incluso, con esos artífices anónimos que nos ayudan a dignificar el sitio donde yacen nuestros familiares.




Sin duda, Mariano Benlliure ha sido uno de los escultores que mejor y con más originalidad ha dignificado esta tipología, mirando hacia los clásicos y hacia lo que, anteriormente, se había establecido como nuevas formas. 



Benlliure retoma esas ideas, les da la vuelta y surge de sus manos, como de la chistera de un mago, una nueva idea que sorprende y hace que contemplemos los sepulcros como verdaderas obras de arte que, además de la carga simbólica, transmiten, y emocionan la sensibilidad artística del observador.







Hace más de dos años, analizábamos el sepulcro de Julián Gayarre (Ver El Llanto de la Música en este mismo blog), una obra de finales del siglo XIX, que se sitúa en la pequeña población de Roncal y que, tanto por su composición como por su situación, deja sorprendido al que la descubre en el mínimo cementerio. 


El propio escultor, describía el monumento con estas palabras:
… una figura que recoge su última nota que todavía sale del féretro, como un eco. La Armonía y la Melodía elevan al Cielo aquel don divino de su voz, como queriendo volver a su punto de origen; en la tierra queda la materia, la parte mortal representada por la Música que llora sobre la lira rota.

En esa obra, Benlliure mira a la cultura clásica, recurre a las figuras mitológicas y a los motivos cargados de simbolismo que la antigüedad combinando, con maestría, mármol y bronce.


Sin embargo, la obra de Benlliure siempre nos sorprende y nos ofrece nuevas propuestas. 


En 1920, muere el torero José Gómez Ortega, "Joselito" a los 25 años. Su cogida, en la plaza de Talavera, pilló por sorpresa al público, tal era la maestría del diestro. 
Dos días duró el entierro, los dos días que tardó el féretro en llegar de Talavera a Sevilla, pasando por Madrid, y el cortejo fúnebre se convirtió en una nutrida manifestación espontánea de llanto por la muerte del joven torero. Tan sentida fue esta pérdida que llegó a declararse luto oficial.
Unos meses después del acontecimiento, Ignacio Sánchez Mejías, el torero-poeta, que era cuñado de Joselito, visita a Benlliure, el escultor más representativo y conocido entonces en el mundo de los toros, para encargarle la ejecución de un mausoleo que conmemore eternamente la gloria de Joselito.
















Benlliure comentaba que para su realización se basó en el momento en el que el féretro del diestro hacía entrada en la iglesia de San Gil, donde está la Virgen de la Macarena. 
Si en el sepulcro de Gayarre recurría a musas y conceptos, en esta composición baja a lo terreno, al mundo que envuelve el arte del toreo.



La obra está realizada en mármol de Carrara y bronce. (Vuelve, una vez más, Benlliure, a mostrar la maestría en la combinación e intersección de materiales). 
El mármol, destinado a destacar con su inmaculada blancura luminosa la figura del fallecido, el bronce para el féretro y los que lo acompañan. 


Está dispuesta en horizontal y compuesta por 18 figuras que acompañan el féretro, y que se estructuran en varios grupos conectados entre sí mediante gestos. Entre esas figuras reconocemos el retrato de algunos componentes de la cuadrilla del diestro y de personajes de su entorno.


Abren el cortejo dos mujeres; la primera, la guapa gitana María "la de las Cartas", sostiene entre sus manos la imagen de la Macarena, la Virgen de la Esperanza, en alusión a la entrada en el templo donde tuvo lugar el funeral y a la devoción que Joselito sentía por esta imagen.













A ambos lados del féretro, el movimiento se hace evidente en las actitudes de los hombres que lo portan a hombros, y entre los que aparecen las figuras de niños con la dulzura que Benlliure sabía conferirles.







Vuelve a situar las figuras femeninas al final, con actitud de lamento y llanto por la pérdida del querido Joselito.



También reconocemos, entre los que portan el féretro, al Duque de Veragua, en representación de los ganaderos y a un Ignacio Sánchez Mejías que, desconsolado, clama al cielo.











La obra terminada la presentó Benlliure en su estudio a finales de 1924, después fue trasladada a Sevilla, donde se expuso al público en el Palacio de Exposiciones, y en abril de 1926 se colocó definitivamente en el Cementerio de San Fernando.




En el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia se conserva el modelo, realizado en yeso, a partir del cual se fundió el bronce y, por la técnica del sacado de puntos*, se esculpió la talla en mármol del cuerpo yacente; este modelo  fue donado por Benlliure en 1940 y ha sido restaurado en 2012 dentro de las actividades llevadas a cabo para conmemorar el 150º aniversario de su nacimiento.











En este mausoleo están también enterrados Rafael Gómez "El Gallo" y el propio Ignacio Sánchez Mejías.


* Método para realizar una copia exacta de una estatua, o ampliar un modelo al tamaño definitivo, tomando una serie de puntos de referencia en el original y transportándolos con ayuda mecánica a la copia o ampliación.

FUENTES:
"El Mausoleo de Gayarre, Roncal, Navarra", Mariano Benlliure, escultor, en Facebook [En línea] <https://www.facebook.com/210768645610383/photos/a.656997740987469.1073741830.210768645610383/656997774320799/?type=3&theater#>
RAMOS ROMERO, Blanca: "Joselito el Gallo en el arte", en Revista de Estudios Taurinos, nº 2, Sevilla, 1995, pp. 27-66.
"Monumento a Joselito, 1920-1926", Fundación Mariano Benlliure [En línea] <https://fundacionbenlliure.wordpress.com/monumentos-en-espana/>
"La pieza estrella de un museo de Valencia: el original en yeso de la tumba de 'Joselito'", ABC edición de Sevilla, 15/01/2013 [En línea] <http://sevilla.abc.es/cultura/20130115/sevi-tumba-joselito-gallo-201301150127.html>
"Mausoleo de Joselito", en Museo de Belles Arts de València [En línea] <http://museobellasartesvalencia.gva.es/index.php?option=com_content&view=article&id=792%3Amausoleo-de-joselito&catid=116%3Aesculturasigloxx&Itemid=148&lang=es>
"Puntos, sacado de", en Arts4x.com. Diccionario enciclopédico de arte y arquitectura. [En línea] <http://www.arts4x.com/spa/d/puntos-sacado-de/puntos-sacado-de.htm>

FUENTES DE LAS IMÁGENES:
VENY, Miguel: "Mausoleo de Rafael Gómez 'El Gallo', Ignacio Sánchez Mejías y José Gómez 'Joselito', 2015, en Panoramio [En línea] <www.panoramio.com>
"Mariano BENLLIURE", El Foro Cofrade [En línea] <http://elforocofrade.es/index.php?threads/mariano-benlliure.2466/page-4>
QCDPEREZ: "Detalle de mausoleo de Joselito el Gallo", 2008, en Panoramio [En línea] <http://www.panoramio.com/photo/14073483>
"Mausoleo de Joselito", en Museo de Belles Arts de València [En línea] <400x472-images-stories-museo-Fondos-Escultura-mausoleo_joselito.jpg>

2 comentarios:

  1. Preciosa entrada del blog. Muy apropiada y muy bien comentados todos los motivos de estilo y simbología. Enhorabuena, Mariángeles.

    ResponderEliminar
  2. Jobar Mª Ángeles, la pieza de este mes es sublime y tus detalles clarificadores, sólo puedo decir que ¡Viva Benlliure!

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario