TRADUCTOR

Buscar este blog

5.12.12

AVANZADILLA EN LAS AFORTUNADAS

El guerrero de Goslar. 1973-1974. Henry Moore
A finales de los años sesenta y principios de los setenta, la vida cultural  española funcionaba ajena a instituciones estatales. Hubo pequeños motores que poco a poco fueron desarrollando una serie de actos culturales cubriendo así el vacío que dejaba la política gubernamental en este campo. Los colegios de arquitectos e ingenieros organizaban mesas redondas, debates, exposiciones, charlas y coloquios y daban salida a la inquietud que bullía entre los ciudadanos de a pie deseosos de respirar nuevos aires intelectuales.


Sin título. 1972. Martín Chirino
Dentro de este panorama surgió una iniciativa que supuso un antes y un después en la contemplación de la escultura pública: la Primera Exposición Internacional de Escultura en la Calle se inauguraba en diciembre de 1973, en Santa Cruz de Tenerife, promovida por una comisión que formaban el Colegio de Arquitectos, el Cabildo y la Caja de Ahorros de la provincia y en la que participaba el crítico de arte Eduardo Westerdahl.


Sin título. 1973.
Andreu Alfaro
 
Por aquellas fechas se articulaba en Madrid, bajo el puente de Juan Bravo, el Museo de Esculturas de la Castellana, una actividad similar que tardó algún tiempo en materializarse, con los ingenieros Julio Martínez Calzón y José Antonio Fernández Ordóñez como organizadores. 
También Eduardo Chillida, en una iniciativa personal, junto con el arquitecto Luis Peña Ganchegui y el ingeniero José María Elósegui, preparaba en las mismas fechas su Peine del Viento para San Sebastián. 
El constructor Juan Huarte animaba en Pamplona y desde la iniciativa privada, el encuentro de las artes mejor conectado con el espíritu de la época.


Femme bouteille. 1972-1974.
Joan Miró
En la exposición que nos ocupa, más de cuarenta escultores, algunos de reconocida fama internacional, instalaron  sus obras, haciendo donación de ellas en muchos  casos, y dejando así que entraran a formar parte del paisaje urbano de Santa Cruz de Tenerife.

Joan Miró, Henry Moore, Andreu Alfaro, Alexander Calder, Eusebio Sempere, Pablo Gargallo y Martín Chirino, entre otros, nos trajeron sus obras plásticas y con ellas la mirada a formas y conceptos que eran un soplo de aire fresco, de cultura, de nuevas corrientes artísticas y de líneas para muchos desconocidas.

Las obras se distribuyeron a lo largo de las avenidas Reyes Católicos, Asuncionistas y Rambla General Franco, al igual que en el interior del Parque García Sanabria.

Móvil. 1973. Eusebio Sempere
Muchas de ellas aún se pueden contemplar en su ubicación original aunque, según comenta Carlos A. Schwartz en la Revista Digital de Arquitectos de Canarias, algunas han sido maltratadas con el paso de los años:

"Tampoco hemos tenido mucha suerte en Santa cruz con nuestro patrimonio escultórico. Desde 1973 ha sufrido en demasiadas ocasiones la desidia, y en algunas, el terrorismo municipal. Hay abundantes ejemplos: la escultura de Mirò desprovista de brazos una y otra vez, primero en la Rambla y después en el Parque Viera y Clavijo; la escultura de Paolozzi en el Parque García Sanabria, destruida después de ahogarla en un estanque de nenúfares (y afortunadamente reconstruida algunos años después): la negativa a instalar en la Rambla de las Tinajas la escultura de Kan Yasuda, finalmente colocada en el muelle de Garachico, etc."




 La aventura tuvo una segunda edición, más reducida, 21 años más tarde, y en ella participó el actual Premio Nacional de las Artes Plásticas, Jaume Plensa.


Islas. Conjunto de 73 cajas suspendidas de los
árboles. 1995. Jaume Plensa

Enlaces:

SC + VIVA [En línea] 
Colegio Ofical de Arquitectos de Canarias [En línea] <http://www.coactfe.org/ncm/COACTFE/published_coac/DEFAULT/s_culta_esculcalle_1edi.jsp>
Carlos A. Schwartz: "Chillida en San Sebastián... y Chirino en Santa Cruz", en REDAC, nº 2 [En línea] <http://www.redac-coactfe.org/index.php/redac/redac-2/41--chillida-en-san-sebastian-y-chirino-en-santa-cruz>


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu comentario